Schiaretti estará con Cobos en Jesús María

Schiaretti estará con Cobos en Jesús María
• El gobernador de Córdoba señaló ayer que ¨seguramente¨ se reunirá con el vicepresidente en la primera noche del Festival de Doma y Folklore.
No obstante, remarcó el tono institucional al asunto para que la foto no perturbe al nervioso matrimonio presidencial. Ya son dos los días en que, consecutivamente, el mandatario visita populares barriadas de esta capital junto al ministro de Desarrollo Social y potencial candidato peronista a diputado nacional, Carlos Massei.

La primera velada del Festival de Doma y Folklore de Jesús María dejará a los medios una postal, a esta altura ya de color cepia, el encuentro entre el gobernador y el vicepresidente.

Es que más allá de los potros, las danzas y las sonoridades autóctonas, este viernes habrá un hecho político de importancia: el gobernador Juan Schiaretti se reunirá en el palco con el vicepresidente Julio Cobos.

Ya no hay presagios ni especulaciones. El propio mandatario provincial lo confirmó ayer en barrio Juan Pablo II, momentos previos a la realización de otro de los eventos contemplados en el programa "Córdoba Derecho al Verano", al cual fue acompañado el ministro de Desarrollo Social Carlos Massei, quien suena como posible cabeza de la lista de diputados de Unión Por Córdoba en los venideros comicios legislativos.

"Seguramente me encontraré con Cobos en Jesús María", aseguró Schiaretti, sin sobresaltos ni dobleces. No obstante, enseguida hubo de ponerle paño frío a la situación: "A la autoridades nacionales que vengan las voy a atender como corresponde, porque además tengo entendido que se harán presentes también otros funcionarios nacionales; es decir que a quien llegue por parte de la Nación invitado por la Comisión del festival voy a acompañar el viernes".

Cabe recordar que el vicepresidente y el gobernador coincidieron en rechazar las retenciones móviles para el campo propuestas por Cristina Fernández a través del frustrado proyecto de Resolución 125.

En medio del aquel conflicto, Schiaretti optó por defender a los ruralistas locales, lo que repercutió en su relación política con la Presidenta y su marido Néstor Kirchner. La tensión continuó luego, cuando el gobierno nacional negó la deuda que tenía con la Caja de Jubilaciones de la Provincia.

Sin embargo, en los últimos meses, el jefe del Poder Ejecutivo cordobés forjó acuerdos con la Nación para conseguir fondos que le aseguren la gobernabilidad y así, la calma volvió a establecerse con clima institucional.

Por su parte, Cobos alcanzó el estrellato en el efímero firmamento político argentino con su voto "no positivo". Consciente de su primacía en las encuestas de imagen, y ya enfrentado con los K, se dispuso a construir un frenético armado que medirá sus logros o decepciones en las elecciones legislativas de este año, y quizás, en las presidenciales de 2011.

Así es que la presencia del "vice" de Cristina en el Festival de Jesús María pone a prueba el equilibrismo de Schiaretti, quien procurará será sacar rédito de la foto en el electorado cordobés, sin molestar demasiado a un poder central que se muestra inflexible con los disidentes y castiga con la asfixia económica.

Otras políticas

El traslado de las familias carecientes de Villa "La Maternidad" a la Ciudad de Mis Sueños nunca pudo ser completado totalmente por José Manuel de la Sota en su gestión, porque unas 30 familias se opusieron a mudarse y presentaron un amparo ante la Justicia.

Sobre ese foco de conflicto, el sábado se lo escuchó al ministro Carlos Massei asegurar que "ya se tiene la solución" porque la villa se parquizará próximamente.

Ayer Schiaretti confirmó la decisión, y dejó en claro que "su" política sobre los asentamientos precarios difiere de la de su antecesor. "La política es tentar a la gente para que se radique donde está asentada, dándoles el lote. No me pregunten a mi por la política que tenía cuando no era titular del Ejecutivo por la política que establecía quien era el gobernador en ese momento".

Puntualmente sobre las 30 familias que quedan en Villa La Maternidad, certificó la existencia de un "acuerdo" para que "traten que no vayan a vivir más gente". Eso va en el mismo sentido del cerco que la Provincia colocó en el predio, y coloca

- de hecho- a los habitantes del lugar en un especie de rol "guardián" para impedir la venida de nuevos moradores que, previamente, recibieron una vivienda.

Comentá la nota