Schiaretti delega a consorcios definir obras y equipamiento

La Asociación provincial de Consorcios Camineros festejó el Día del Camino en Sociedad Rural de Villa María con la presencia del gobernador, Juan Schiaretti
Los dirigentes de 288 consorcios camineros llevaron a cabo su asamblea en Sociedad Rural Villa María y luego fueron parte de un gran almuerzo que congregó bajo una carpa a unas 1.500 personas. "Yo podría decir que ésta es mi cosecha", graficó Antonio Picca a la hora de los discursos y luego de recibir al gobernador Juan Schiaretti y su comitiva.

El mandatario arribó acompañado por el ministro de Obras Públicas, Hugo Testa, el presidente provisorio de la Legislatura, Francisco Fortuna, y el legislador departamental Marcelo Frossasco (detrás se sumó Enrique Sella), quienes se ubicaron con los dirigentes de la Asociación de consorcios en la mesa cabecera junto al titular de Vialidad provincial, Guillermo Elorza, y los intendentes Carlos Mainardi y Heraldo Romano, entre otras autoridades.

Un récord

Picca sostuvo que la convocatoria de ayer establece "un récord", lo que a su entender "obedece al dicho que si sembrás, cosechás". "Entonces yo podría decir que acá está mi cosecha", dijo y luego incluyó a todos aquellos que "día a día hacen a la vida de los consorcios" y a Hugo (Testa) por el plan de reequipamiento que nos permitió cambiar la vida de muchos consorcios. No hay consorcio sin un tractor de última generación", aseguró e insistió en la tarea de mantener 56 mil kilómetros de caminos de la red secundaria y terciaria, por lo que agradeció al gobernador por incrementar lo presupuestado este año de 70 millones a 120 millones de pesos.

Picca también hizo entrega a Schiaretti de una carpeta con documentación donde consta el destino final de cada maquinaria.

La jornada festiva incluyó el sorteo de 20 viajes (para dos personas) a las Cataratas del Iguazú y la presentación de una máquina vial diseñada por TBeH (Las Varillas), con importante aporte de consorcistas.

Los discursos

Los discursos dieron comienzo con el presidente de la Asociación Mutualista de Consorcios Camineros, Arnaldo Schiavoni. Lo sucedió Picca y luego el gobernador, que aprovechó el auditorio para "ratificar desde el apoyo a los consorcios el compromiso con el campo y el sector productivo de la provincia". "Siempre brindaremos este apoyo al campo, porque significa progreso y porque está basado en la contracción al trabajo", añadió de inmediato.

El mandatario elogió a los consorcios porque "son los propios productores los que se preocupan y se organizan, y hoy se ha convertido en un sistema ventajoso que observan otras provincias hermanas", expresó ante la visita de consorcistas que llegaron de Chaco a compartir "un día caro a los sentimientos", había descripto Picca.

Con el campo

Schiaretti fustigó al Gobierno nacional y clamó por una nueva Ley de Coparticipación, pero captó la atención de los dirigentes de caminos cuando entregó el cheque de cinco millones de pesos que completó los 18 millones presupuestados para 2009 (fueron 15 millones de pesos en 2008 y 10 millones en 2007). En pasaje seguido, el gobernador adelantó que delega en el Consejo Vial que integran los consorcistas, definir el presupuesto para obras y lo que se destinará a requipamiento: "Ustedes dicidrán si bajar la compra de equipos y aumentar el presupuesto para obras", dijo, al tiempo que anticipó un presupuesto similar a este año para 2010.

Primera reacción

Ante los anuncios de Schiaretti, Picca mostró su primera impresión: "Es una forma sutil de tirarnos la pelota a nosotros".

"Porque nos dijo que debemos decidir qué monto va para obras o para equipamientos, porque hay consorcios que obviamente tienen que remplazar alguna maquinaria, necesitan algo más, pero sí también son muy necesarias las obras de los caminos de tierra (realizar ripiados que luego necesitan menos mantenimiento)."

Para el titular de la asociación de consorcios, ahora en asambleas de cada una de la 19 regionales y luego en plenario el Consejo Vial, tendrán "que determinar cuánto de todo este monto (50 millones de pesos) que salen del Impuesto Inmoviliario Rural, se destinan a obras" y estimó en menos del 10% para maquinaria, aunque mantuvo cautela en adelantar "lo que se definirá en reuniones de las regionales".

"Necesitaríamos los 50 millones de pesos en obras porque con ripio los caminos a pesar de las lluvias siempre son transitables, por lo que la demanda crece. Y este presupuesto debería ser permanente", explicó Picca.

Finalmente, deslizó que "la prioridad sería continuar con muchas de las obras que ya están iniciadas y que hace a los corredores que unen poblaciones y garantizar que cada unidad productiva de la provincia tenga a pocos kilómetros un camino firme de este tipo".

Una ausencia

Picca se encargó de aclarar sobre "una ausencia que puede llamarles la atención", en referencia a Néstor Curto, vicepresidente de la entidad.

"Se comunicó vía telefónica conmigo y se lamentó por no poder estar como quisiera, pero fue internado en el Instituto de Cardiología" de la ciudad de Córdoba, indicó.

Comentá la nota