Schiaretti declaró la emergencia sanitaria por el conflicto municipal

Juan Schiaretti dispuso ayer la emergencia en el sistema de atención primaria, como consecuencia de la parálisis que sufre el sector y los vecinos de la Capital a raíz del conflicto de los empleados municipales con el intendente Daniel Giacomino, quien dispuso recientemente el recorte de las horas extras y las prolongaciones de jornada, al reconocer que la comuna no dispone de los fondos necesarios para hacer frente al pago de estas erogaciones salariales.
"No podemos dejar que los más débiles sufran la consecuencias del conflicto municipal", expresó el mandatario, y agregó que la declaración de la emergencia "permitirá movilizar los recursos necesarios para dar respuesta a la creciente atención registrada en los últimos días en los hospitales públicos provinciales".

Si bien el gobernador se abstuvo de opinar sobre el conflicto entre la municipalidad y el Suoem, remarcó que su "responsabilidad es ayudar a los vecinos de Córdoba, que sufren los efectos de este conflicto". "En cosas tan sensibles como la salud, sobre todo en este periodo de infecciones, la Provincia tiene que actuar para paliar las consecuencias que caen sobre los más desvalidos", afirmó.

Por último, recordó que la Provincia la semana pasada otorgó un crédito de $10 millones sin tasa de interés a la Municipalidad de Córdoba, así como se ayuda a otros municipios cuando están en problemas financieros. Schiaretti realizó estas declaraciones tras dejar inauguradas las mejoras en el hospital provincial Arturo Illia de la ciudad de Alta Gracia.

Tras las declaraciones del gobernador, el Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba, a cargo de Oscar González, anunció la emergencia sanitaria en el segmento de atención primaria de la salud en el ámbito jurisdiccional correspondiente a la ciudad de Córdoba, por el término de 60 días, con motivo del conflicto entre la Municipalidad de Córdoba y el Suoem, y el aumento de la demanda por la situación epidemiológica estacional.

Sobre los detalles del plan de contingencia alternativo, destinado a reemplazar la carencia de la atención primaria a cargo del municipio, el ministro de Salud explicó que en el sector público se "reforzará la atención en los hospitales Rawson, de Niños, Misericordia y Pediátrico, se incorporarán 55 profesionales para la atención en los consultorios de guardia y así extender los horarios de consultorios externos en los hospitales mencionados".

Para el sector privado se decidió que "se utilizará la estructura privada de la ciudad de Córdoba prestadora del Apross, para que cualquier ciudadano de la provincia, que no encuentra atención en los dispensarios municipales, pueda concurrir a la nómina de clínicas prestadoras del primer nivel de atención según listado".

También se alertó que para ser atendido los pacientes deberán concurrir con su DNI a alguno de los sanatorios o clínicas que figuran en la nómina, en tanto si se requiriera interacción, el prestador privado deberá comunicarse con derivación de pacientes, y este sistema indicará a que hospital hay que derivarlo.

«La emergencia continuará hasta que finalice el conflicto», concluyó González.

Comentá la nota