Schiaretti culpó a Kammerath y Juez por el deterioro de la ciudad

Schiaretti culpó a Kammerath y Juez por el deterioro de la ciudad
En el Hospital de Niños, el gobernador volvió a cargar contra las últimas dos gestiones municipales de la Capital provincial. A diferencia de los dichos que profirió el domingo y el lunes, esta vez fue directo contra los ex intendentes Luis Juez y Germán Kammerath, a quienes culpó de “no hacer absolutamente nada” por la ciudad durante sus gestiones. En la misma línea argumental, Carlos Massei salió al cruce del titular del Frente Nuevo diciendo que éste ¨carece de autoridad moral¨.

Por tercera día consecutivo, el gobernador de la Provincia habló con la prensa para defender el proyecto que propone la venta de al Casa de las Tejas y la construcción de un Centro Cívico y otro de convenciones, de las críticas opositoras. El pasado domingo había repetido cinco veces que ¨hace ocho años que no se hace nada en Capital¨, y el lunes lo hizo dos veces más. En ambas jornadas había evitado ponerle nombre a los responsables; pero ayer, durante una recorrida por las instalaciones del Hospital de Niños, fue sin mediaciones al grano: ¨Kammerath y Juez no hicieron nada por la ciudad¨.

En la ocasión, el jefe del Ejecutivo estuvo punzante y utilizó un lenguaje casi de campaña. De hecho, hasta ensalzó la intendencia del radical Rubén Américo Martí, al compararla con la del líder del Frente Cívico y con la del ex funcionario menemista -que llegara al Palacio 6 de Julio por medio de la misma coalición política (Unión por Córdoba) que lo depositó a él en la gobernación-.

¨El último que hizo un puente fue Rubén Martí; con las gestiones Kammerath y Juez, Córdoba perdió terreno ante Santa Fe y Salta, que nos pasaron¨, disparó al defender su decisión de hacer obras de infraestructura que le imprimirán a la ciudad un perfíl más acorde con el siglo XXI.

En este sentido, manifestó que esa situación se revertiría, e hizo hincapié en los cambios que pretende aplicar en la Capital provincial.

Estos son la construcción del Centro Cívico, la ampliación de la Terminal de Omnibus en terrenos del Ferrocarril Mitre y la prolongación de la avenida Chacabuco hacia Nueva Córdoba, hasta empalmar con el Pabellón Argentina en la Ciudad Universitaria.

Cabe recordar que en los últimos días, Schiaretti se esmeró por resaltar el apoyo de la Provincia al denominado ¨Plan Maestro Municipal¨ de la gestión Giacomino.

¨Hay ideas que hemos compartido con el municipio de Córdoba y por eso la Provincia está dispuesta a poner fondos para proyectos que están en el Plan Maestro Municipal¨, había afirmado a este medio.

La lectura que dirigentes del radicalismo y del Frente Cívico hacen sobre estos últimos proyectos del gobernador, es que el oficialismo intenta revertir la distante relación con los cordobeses capitalinos, que le fueron esquivos en la última elección.

Destacó Schiaretti la «colaboración» que existe entre la Casa de las Tejas y el Palacio 6 de Julio, una relación gobernador-intendente que nunca en Córdoba tuvo su correlato. Basta sólo recordar las malas relaciones entre Eduardo Angeloz y Ramón Mestro, o entre Mestre y Rubén Martí, en épocas del radicalismo; para no mencionar las peleas entre José Manuel de la Sota y Germán Kammerath, o con Juez.

Y si bien, en estos momentos Schiaretti mantiene sólo contactos institucionales con el gobierno nacional, apoya a Daniel Giacomino, quien sostiene relaciones más «carnales» con el kirchnerismo.

En definitiva, y más allá de la convivencia, es posible que ambos terminen enfrentándose políticamente el año próximo, aunque aportando desde distintas canastas legisladores nacionales afines con la causa K.

Sueldos

Mientras caminaba el Hospital de Niños, Schiaretti también habló de cuestiones referidas a la remuneración de los empleados provinciales. Señaló que la intención de su gestión es que haya un equilibrio entre sueldos e inflación.

¨Los aumentos de los salarios de los estatales seguirán la inflación y no la recaudación. Está previsto que los incrementos sigan la inflación. Espero que podamos cumplir con esa premisa y que la recaudación lo permita¨, aunque reiteró que la ecuación deberá acompañar también el crecimiento de la recaudación.

En realidad, la polémica no es nueva, y ya la firma de las últimas actas acuerdo señalan claramente que los aumentos de sueldos deben acompañar la inflación, y en lo posible superarla para que crezca el salario real, pero siempre el techo será la recaudación provincial.

En este sentido, los gremios estatales comenzarán a diseñar sus estrategias para sentarse a dialogar con el gobierno, la semana próxima. No obstante, funcionarios de la Casa de las Tejas, consideraron que febrero o principio de marzo es una buena fecha para reabrir la discusión por salarios.

Comentá la nota