Schiaretti hoy con Cristina y Boudou

A las 12.30 el gobernador se reunirá con el ministro Amado Boudou y con el secretario de Finanzas, Juan Carlos Pezzoa. El tema de ese encuentro serán los fondos adeudados a Córdoba. • En tanto, a las 17, junto a sus pares de la Región Centro, Schiaretti firmará con la Presidenta un convenio de colaboración por el programa universal de asignaciones familiares por hijo. • Schiaretti acudirá a la Casa Rosada con el objetivo de resolver el problema financiero de Córdoba. Desde Nación recordarán la molestia que produce la demanda en la Corte.
El gobernador Juan Schiaretti volverá a las reuniones de la Casa Rosada, hoy a las 17 junto a los gobernadores de la Región Centro, Hermes Binner de Santa Fe y Sergio Urribarri, de Entre Ríos, para firmar el acuerdo a través del cual Córdoba adherirá a la asignación universal por hijo y pondrá a disposición del gobierno nacional recursos para agilizar la tramitación del beneficio.

Sin embargo, detrás de las luces del Salón de las Mujeres en la Casa Rosada y de las de la televisión y los flashes, el gobernador llevará la misión de volver a la carga en la demanda de los fondos nacionales correspondientes a la deuda de la Caja de Jubilaciones y del Programa de Asistencia Asistida que ya suman 373,9 millones y que dentro de una semana alcanzarán los 502 millones.

La gestión en horas del mediodía ante el ministro de Economía, Amado Boudou, y el secretario de Finanzas, Juan Carlos Pezzoa, estará sazonada por argumentos técnicos, pero en definitiva serán los acuerdos sobre las demandas ante la Corte Suprema de Justicia los que terminarán delineado la posibilidad de que se arribe a un nuevo compromiso que destrabará el envío de los fondos a la Provincia.

Córdoba presentó ante la Corte Suprema una demanda por la "deuda histórica" de la Caja de Jubilaciones, que son 1220 millones de pesos correspondientes al período 2002-2007 de los cuales la Provincia insiste en que ya hay 500 de ellos auditados y reconocidos por la Anses, y Boudou expresó que no se trata de ninguna auditoria reconocida, sino de estudios preliminares e inconclusos.

Además de ello tiene dos amparos presentados, uno por el cumplimiento del Programa de Asistencia Financiera (PAF) a través del cual la Nación debe enviar 60 millones de pesos mensuales, y otro por la deuda de 2009 con la Caja de Jubilaciones, que obliga a la Casa Rosada a girar 70 millones mensuales para cubrir el déficit de la entidad que nunca fue transferida a la Nación (pero sí las partidas de coparticipación).

Las líneas generales por la que transitará el nuevo acuerdo entre la Nación y la Provincia es que el gobierno nacional enviará los fondos del PAF y la Caja, además de los fondos para la obra de reparación del Canal de Los Molinos que trae agua potable a esta ciudad, en tanto la Provincia dejaría de "apurar· la causa por la "deuda histórica" que transita por los recodos judiciales de la Corte Suprema de Justicia.

La solución llegaría a media agua ante la imposibilidad de la Provincia o del gobernador Schiaretti de bajar la demanda a la Nación ante el ente jurídico máximo del país, por lo que se buscaría hacer más lenta la instancia en la Corte. Es que una denuncia similar tiene la provincia de Santa Fe, y un fallo a favor de las provincias pondría a la Nación en una situación de difícil pago, lo que podría terminar con la emisión de un bono a largo plazo que no serviría a los actuales gobernadores (Schiaretti y Hermes Binner) para superar las crisis financieras provinciales, ni los reclamos de los gremios estatales.

El gobierno provincial para pagar noviembre a partir de la próxima semana necesita disponer de 600 millones (330 para activos y 270 para pasivos), fondos de los que dispondría, pero la situación tiende a complicarse para el pago del aguinaldo a fines de diciembre.

A fines del mes doce el compromiso financiero de la Provincia ascenderá a unos 900 millones, un monto para el cual la Casa de las Tejas necesitará de los fondos nacionales para cumplir en tiempo y forma con los empleados públicos.

La visita con Boudou servirá para discutir sobre estos ejes, pero se sabe que la venia política deberá darla la Casa Rosada.

Comentá la nota