Schiaretti se carga al hombro la lista del PJ y Juez ya hace campaña

Schiaretti se carga al hombro la lista del PJ y Juez ya hace campaña
La UCR mantiene diferencias: Mestre quiere interna; Negri y Aguad, alianza con Juez. Reunión en Hernando arrojó conclusiones contradictorias. Giacomino decide si presenta o no una lista kirchnerista.
El arranque del fin de semana tuvo de todo menos descanso para los políticos cordobeses. Con mayor o menor celeridad en sus reflejos las principales fuerzas empezaron a perfilar sus estrategias electorales para no quedar rezagadas frente a la pretensión del Gobierno de adelantar las elecciones para el 28 de junio próximo. El juego sigue caracterizado por el apuro del oficialismo en mostrar sus cartas, la indefinición en la que navegan –por distintos motivos– la UCR, el giaco-kirchnerismo, y la comodidad de Luis Juez, que ya se apresta a salir de campaña por el interior.

En primera fila. Urgido por descontar el tiempo que le llevan sus rivales de la oposición, el Gobierno provincial salió a perfilar la oferta del PJ. A falta de candidatos propios ya instalados, será el mismo Juan Schiaretti quien se pondrá al frente de la campaña. El gobernador no tiene margen para apostar tibiamente en esta elección, porque hace tiempo que machaca con que se plebiscita su gestión.

"Vamos a mostrar que tenemos equipos", repite el oficialismo, para disimular la ausencia de un postulante con peso propio. El nombre de Alejandra Vigo, esposa del gobernador, se sumó a la lista de posibles candidatos, como Daniel Passerini, Juan Carlos Massei o Eduardo Mondino (si es que pasa el filtro K).

También deja entrever que en la lista del PJ habrá referentes sociales, algunos quizá vinculados al interior y al campo.

Sin alianzas ni tiempo para experimentar con caras nuevas, Schiaretti busca contener "a todo el PJ". Por eso inició conversaciones con el delasotismo –aunque el propio José Manuel de la Sota ya avisó que en esta "no juega"– y con la disidente Olga Riutort, que ayer volvió a reclamar elecciones internas.

En cuanto al discurso de campaña, el gobernador aspira –en la medida en que eso sea posible– a provincializar el debate y tomar distancia de los K, para no cargar en su mochila con el malhumor social que acumula el Gobierno nacional.

Por el lado de Juez (Frente Cívico) las aguas corren más calmas. Ayer conformó una mesa de trabajo territorial, que se encargará de revisar el armado departamental. A diferencia de 2007, esta vez la campaña juecista arrancará decididamente por el interior. "No descuidamos la Capital, acá siempre estuvimos bien, pero igual tenemos que empezar ya en el interior", dicen sus colaboradores. Una tarea central de la referida mesa será organizar la militancia para asegurar la fiscalización en los comicios.

Aunque Juez sigue pensando que el mejor escenario es una alianza con la UCR para "ganarle por paliza a Kirchner", instruyó a su gente para trabajar con lista propia. "No nos atamos a los tiempos de nadie. Metanlé para adelante", fue la indicación.

Una incógnita en el Frente Cívico es qué pasará con los denominados Radicales de Frente, que amagaron con ir a la interna radical y ahora, frente al acortamiento de los plazos electorales, quedaron descolocados.

Indecisos. En el radicalismo, en tanto, todo sigue atado a las internas convocadas para el 26 de abril. Mario Negri y Oscar Aguad –se reunirían hoy o mañana– opinan que no sobra tiempo para discutir demasiado e imaginan una fuerte presión de la UCR nacional para que el partido teja alianzas anti K. Por el contrario, Ramón Mestre ratifica su idea de presidir el partido, que haya internas.

En Hernando, hubo una reunión de dirigentes del interior con dos versiones. Una, que se formalizó el lanzamiento de Alberto Jiménez como candidato a presidente del Comité Provincia y que se rechazó un acuerdo con el Frente Cívico. La otra es que se acordó continuar el diálogo con las fuerzas de oposición y que no cayó bien la presencia de Jiménez.

Donde también campea la indefinición es en el grupo Convergencia, que nuclea a una quincena de expresiones políticas afines al intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, y al kirchnerismo.

Tras un plenario realizado ayer, ese sector todavía deshoja la margarita respecto a si presentará una lista o no (hay opinión mayoritaria por el sí) y con qué perfil. En esa misma reunión, Giacomino pidió pisar la pelota una semana más.

Por lo pronto se armó una mesa coordinadora que preside Francisco Delich, que entre miércoles y jueves tomaría una decisión, para poner en cancha la oferta K el lunes de la semana siguiente. Si hay lista, aun sin renegar de su apoyo al Gobierno nacional Giacomino trataría de no participar en la campaña.

Comentá la nota