Schiaretti blanqueó eje con Reutemann (no Solá)

El gobernador se ubicó anoche fuera del denominado peronismo disidente encabezado por el ex gobernador bonaerense.

En medio de la estridente disputa del PJ cordobés una definición de Juan Schiaretti blanqueó su posición en el, no menos complejo, escenario del peronismo nacional.

Dijo el gobernador que sus aliados son Carlos Reutemann y Jorge Busti. Por contrapartida no Felipe Solá, no Eduardo Duhalde, no Francisco de Narváez. Es decir que Schiaretti se ubicó anoche fuera del denominado peronismo disidente.

Esa posición era un supuesto seguro entre los actores y espectadores de la política local, y aunque en sí mismo poco significa para el escenario inmediato, puede cobrar relevancia después del 28 de junio cuando se dispare, inevitablemente, la carrera al 2011. Eso se verá, y estará atado a cómo le va a cada uno.

También a cómo le va a cada uno de los rivales de esta especie de eje peronista de la Región Centro. Pero también tiene un significado casi críptico, pero con potencial inestimable hoy en el peronismo provincial. Esto porque no es el peronismo de la Región Centro el marco que contiene a José Manuel de la Sota. Al menos hoy.

Y eso pone un punto más de distancia entre Schiaretti y su antecesor. Un punto que al igual que todos los demás que los diferencian son por ahora inéditos. Es que no se editaron todavía demasiados elementos respecto de las diferencias entre Schiaretti y De la Sota en el manejo de la política y del gobierno, aunque en lo primero es evidente a esta altura. De la Sota, aunque no forma parte del bonaerense entente Solá -De Narváez, sostiene su mejor relación nacional con el equipo legislativo y de economistas que conduce Jorge Sarghini, un ex duhaldista que hoy auspicia su propia liga. También son claras las distancias entre el "estilo" del ex mandatario cordobés con Reutemann.

De la Sota cree que el santafesino es demasiado equilibrista con sus tiempos políticos. En este contexto la definición de Schiaretti aporta algo de claridad a la nebulosa peronista. Se paró junto a Reutemann y eso le da esperanza de tener en pocos meses un aliado ganador fuerte. En definitiva, actitudes ajustadas y fieles a sus estilos.

Comentá la nota