Schiaretti no le bajará el pulgar a Senn si no lo cita la Justicia

Esa defensa la imitaría también el oficialismo en la Legislatura / Para un funcionario del Gobierno no hay pruebas para vincular al parlamentario con la dictadura.
El gobernador Juan Schiaretti tiene tomada la decisión de esperar que se "resuelva en la Justicia" la situación del legislador justicialista Horaldo Senn, acusado por un testigo de haber colaborado con la dictadura militar en Santa Fe. Esa cerrada defensa se trasladaría, con matices, a la Legislatura, pese a algunos amagues iniciales del delasotismo de bajarle el pulgar a Senn.

El oficialismo admitirá que el dirigente sea investigado por la Comisión de Asuntos Institucionales, tal como reclamó la oposición, aunque ello no implica tumbarlo de la banca.

"No se puede condenar a una persona por los dichos de un testigo que no sabemos quién es. Hay que esperar que dictamine la Justicia, no hay que apresurar los tiempos", dijo a este diario un funcionario de la Casa de las Tejas que tiene diálogo directo con Schiaretti.

La fuente dijo haber hablado cara a cara con el propio Senn y que éste le negó que haya participado de sesiones de torturas a presos políticos en 1977, como denunció Carlos Chiarulli, un testigo que declaró semanas atrás en el juicio que se ventila contra el ex juez Victor Brusa y cinco ex policías.

Con todo, el funcionario (que habló en riguroso off the récord) admitió que Senn pudo haber delatado a algunos militantes "bajo presión" de las fuerzas de seguridad, y puso como ejemplo los casos de detenidos que se "quebraban" por el rigor de la aplicación de tormentos.

Sin embargo, se ha constatado por otros testimonios que Senn no pasó por esa situación límite. Al respecto, el abogado querellante y funcionario de la Secretaría de Derechos Humanos del gobierno de Santa Fe, Jorge Daniel Pedraza, dijo a La Voz del Interior que Senn tenía "cierta jerarquía" dentro de la organización política donde militaba y que cayó preso a mediados de 1976, "sin ofrecer resistencia". Contó que el hoy legislador pasó sólo "una horas" por la Guardia de Infantería y recuperó la libertad.

"Nunca se lo vio en la cárcel de Coronda, como era común con los presos políticos de la Provincia de Santa Fe, ni en ningún otro centro de detención, salvo en la situación descripta por el testigo Chiarulli", comentó Pedraza.

Final de juicio. En Santa Fe, el Tribunal Oral sigue adelante con el juicio al ex juez Brusa. La semana próxima dará a conocer su veredicto y será entonces cuando el cuerpo decidirá si hace lugar, o no, al pedido de la parte querellante y la Fiscalía para que se inicie una investigación contra Senn y otros ex policías y civiles bajo sospecha de haber colaborado con la dictadura.

El legislador schiarettista hizo una presentación espontánea ante el Tribunal luego de que se ventilara una actuación presuntamente cómplice con el régimen, mientras estudiaba veterinaria en Esperanza.

Comentá la nota