Schiaretti ya avisa que peligra el pago de sueldos públicos

Frente a lo más granado del empresariado nacional nucleado en la Fundación Mediterránea y ante la presencia del vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, el ministro de Finanzas de Córdoba, Angel Mario Elettore, disparó ayer un alerta sobre la situación provincial: "Nuestras finanzas están en un equilibrio muy delicado, en el sentido que si Nación no envía los fondos que vencen el próximo 31 de agosto (por el Programa de Asistencia Financiera y la Caja de Jubilaciones), estaríamos con una deuda acumulada de $ 370 millones, únicamente por este año".
Y ahí agregó el dato que muchos se veían venir: "La Provincia podría verse en la obligación de estirar un poquito el cronograma de pago de sueldos para poder hacer frente a esta obligación ya que Nación no está enviando los fondos".

El funcionario cordobés sostuvo que agregó que "la cifra acumulada de 370 millones de pesos es más que la nómina salarial provincial de un mes, lo que haría que la Provincia se viera en la obligación en prorrogar unos días el pago de sueldos a los activos".

En Córdoba hay 114.000 empleados públicos de los tres poderes, sin contar a los trabajadores del Banco de Córdoba, la empresa provincial de energía EPEC y la Caja de Jubilaciones.

Semanas atrás, José Pihen, secretario general del Sindicato de Empleados Públicos (SEP), lanzó un plan de lucha en reclamo de aumentos salariales. Y el gobernador Schiaretti le respondió que "acabamos de firmar un acuerdo, hace menos de cinco meses, que vale por todo el año. Esperamos que los delegados tomen conciencia, sino vamos a tener que ir a la Secretaría de Trabajo, para que hagan cumplir este convenio".

Frente al vicepresidente Cobos y a los directivos de las empresas nacionales más importantes, Elettore se quejó de "la discriminación" a la que la Nación somete a la provincia: "Hicimos el reclamo pertinente, y sabemos a su vez que las otras provincias que firmaron, ya recibieron la cuota, como Río Negro, Tucumán, Jujuy, Entre Ríos y Buenos Aires. Es decir, nosotros sabemos que aquí hay una clara discriminación hacia Córdoba, porque todas las provincias ya recibieron las dos cuotas y Córdoba ninguna. Si hubiese algún argumento por parte de la Nación por falta de fondos, evidentemente no tendría que haber cobrado las cuotas ninguna provincia".

Pese a las quejas de Schiaretti y su ministro de Finanzas, oficialmente, las autoridades cordobesas negaron tener en estudio el lanzamiento de un bono provincial para pagar salarios y deudas a proveedores.

Comentá la nota