Schiaretti avanza con la deuda y la oposición "pasa a cobrar"

Ayer, la Provincia formalizó su decisión de emitir un título público por U$S 150 millones a través del Banco de Córdoba. Juez y Aguad criticaron duramente el incremento del endeudamiento cordobés.
El Gobierno provincial publicó ayer en el Boletín Oficial el decreto con el cual formalizó su decisión de colocar un título público por 150 millones de dólares (570 millones de pesos) para compensar la demora de la Nación en enviar fondos para Córdoba. Inmediatamente, los principales referentes de la oposición política en Córdoba, Luis Juez, del Frente Cívico, y Oscar Aguad, desde el radicalismo, salieron a criticar de manera abierta la medida que significará inflar aún más la enorme deuda pública del Estado provincial.

El decreto en cuestión es el 866, de fecha 30 de junio, a través del cual la Provincia contrata con el Banco de Córdoba "la emisión de la primera serie de títulos de deuda (...) por un monto equivalente en pesos a 150 millones de dólares estadounidenses". En los considerandos del decreto, firmado por el gobernador Juan Schiaretti, el ministro de Finanzas, Ángel Elletore, y el fiscal de Estado, Jorge Córdoba, el Gobierno provincial justifica la emisión de los títulos de deuda ante "la falta de remisión por parte del Estado nacional" de los fondos comprometidos para compensar el déficit de la Caja de Jubilaciones.

De todos modos, la publicación del decreto autorizando la emisión de la nueva deuda pública, llegó apenas un día después de que la Nación enviara 120 millones de pesos correspondientes a las cuotas de abril y mayo del Programa de Asistencia Financiera (PAF).

Los "bonos" serán colocados en el mercado financiero local a través del Banco de Córdoba y ofrecerán como garantía los fondos de la coparticipación federal de impuestos. El banco cobrará un 0,75 por ciento de la operatoria (casi 4,3 millones de pesos) en concepto de comisión, y otros 7,4 millones en calidad de gastos de gestión.

Crítica generalizada. Apenas conocido el decreto que habilita el nuevo endeudamiento, desde la oposición rápidamente se escucharon voces críticas con la medida.

"Esto condiciona el futuro de Córdoba. Que el gobernador no culpe a la Nación por este nuevo endeudamiento que, en realidad, es fruto de tener una Caja de Jubilaciones fundida y una deuda provincial de 10 mil millones generada en la gestión de José Manuel de la Sota, de la que Schiaretti fue ministro de Economía", disparó Oscar Aguad, diputado nacional y precandidato a gobernador por el radicalismo.

Para Aguad, la Provincia tendría que bajar el gasto público en 150 millones de dólares achicando la planta de empleados transitorios y eliminando gastos superfluos. "Schiaretti va a usar la nueva deuda para gastos corrientes. Y así es fácil gobernar, endeudando a la Provincia, que es lo que siempre hicieron los gobiernos peronistas", acusó.

En un tono similar, Juez criticó la toma de la nueva deuda considerando necesario "gobernar la Provincia con la mayor austeridad posible". "No hemos resuelto el tema de que la Nación establezca cuánto nos debe y cómo lo va a pagar", señaló el senador electo, apuntando que la emisión de un título público "reviste un riesgo increíble porque la situación económica de la Provincia no es precisamente floreciente".

Ante la posibilidad de que el Estado cordobés no pueda afrontar sus gastos corrientes, Juez insistió con la idea de la "austeridad", y llamó a elaborar un "plan de contingencia para determinar cuáles son los gastos y cuáles las obras públicas que son realmente urgentes, y cuáles pueden esperar", remató.

Comentá la nota