Satisfacción de marplatenses, turistas y trabajadores por la puesta en marcha de la Terminal

Satisfacción de marplatenses, turistas y trabajadores por la puesta en marcha de la Terminal
En el día de su apertura, el nuevo edificio de la calle Luro y San Juan operó con normalidad y a buen ritmo. Fue visitada por gran cantidad de personas, tanto marplatenses como turistas.
El primer día de funcionamiento de la nueva Terminal de Omnibus de Mar del Plata se caracterizó por la evidente satisfacción de las innumerables personas que la visitaron -tanto marplatenses como turistas y trabajadores- quienes destacaron el notable salto de calidad que implican las nuevas instalaciones con respecto al viejo edificio de la calle Alberti.

A media mañana de ayer, la llegada del primer micro en la medianoche del sábado parecía historia para Manuel Vilches, empleado de la firma "Terminal Mar del Plata S.A.", quien tenía a su cargo la coordinación del ingreso de los micros por la calle 9 de Julio.

"Hace cuatro horas que estoy y ya deben haber ingresado más de 50 ómnibus" relató a LA CAPITAL, para luego aclarar que "el movimiento es constante, pero ordenado. Nadie se queja. Al contrario, están todos muy contentos y deseosos de conocer la nueva Terminal de la ciudad".

Similar visión tuvieron tanto el personal de seguridad designado al nuevo edificio como los empleados de los distintos comercios ya habilitados en su interior. "Está todo muy tranquilo -explicó a este medio uno de los agentes que prefirió mantener en reserva su nombre-. La gente pasea, mira todo y se saca muchas fotos", añadió.

Entre quienes quisieron llevarse un recuerdo visual de la nueva Terminal figuraron las mendocinas Paula Mancinelli y Andrea Cona, quienes minutos después de sacarse la correspondiente foto afirmaron a LA CAPITAL: "Está preciosa, realmente tienen que estar orgullosos: es una Terminal digna de Mar del Plata".

Salto de calidad

Si en algo coincidieron tanto los turistas que utilizaron las nuevas instalaciones como los marplatenses que se acercaron a conocerlas es en que la nueva Terminal implica "un salto de calidad" para la ciudad.

"Realmente es muy linda, mucho mejor que la otra" afirmaron Ana Bondoy y su hija Tania minutos antes de retornar a Capital Federal, mientras que Victoria -de Córdoba- destacaba que "es mucho más cómoda, amplia y ordenada que la vieja".

Unos metros más atrás Oscar Depaolo coincidía en que "es una Terminal muy linda" aunque destacó que "por ahora está sencilla. Vamos a ver cómo va mejorando a medida que terminen las obras".

Una visión similar tuvieron Naum y Luisa -dos marplatenses ahora radicados en Capital- y Vanesa -de Avellaneda-. "Es una obra buena que le hacía falta a Mar del Plata desde hace muchos años, pero por ahí se apuraron un poco en inaugurarla", reflexionaron.

En este contexto, lamentaron que por el momento sólo se hayan inaugurado parcialmente los baños y que "faltan cosas que hacen al confort y buen funcionamiento de un lugar, como por ejemplo la señalización de las boleterías o incluso los percheritos dentro de los baños". Sin embargo confiaron en que "en los próximos días esos detalles se irán ajustando".

Como marplatense radicada en Buenos Aires, María Isabel afirmó que "no cabe duda de que a Mar del Plata le hacía falta una Terminal nueva y seguramente ésta funcionará muy bien", aunque consideró que "quizás si hubiesen esperado una semana o diez días más la inauguración hubiese sido mejor".

Los matrimonios conformados por Hebe y Rafael, por un lado, y Rubén y Liliana, por el otro, -todos ellos de Capital- reconocieron que a la Terminal "le faltan algunos detalles", aunque consideraron que "tiene buenas perspectivas y sin duda es mucho mejor que la de antes".

Satisfacción de trabajadores

En diálogo con LA CAPITAL, los choferes de ómnibus de larga distancia consideraron que figuran "entre los más beneficiados" por la puesta en funcionamiento de las nuevas instalaciones de la avenida Luro.

"Es una Terminal ideal, fuera de serie" afirmó con entusiasmo Roberto Guillermo Sosa, chofer de "El Rápido Argentino", apenas unos minutos después de llegar a Mar del Plata proveniente de La Plata.

"Nada que ver con la otra Terminal, que era una locura: estábamos todos amontonados y no podíamos maniobrar -continuó-. Acá, en cambio, hay espacio suficiente, es muy amplia. Realmente es un avance muy importante".

Aunque pidiendo disculpas por su parquedad -"Estoy agotado por el viaje" se excusó- Alberto Musa, de Tony Tour, también se mostró satisfecho. "Está muy linda -dijo-. Hay que ver cómo funciona durante el verano, pero creo que va a andar mejor que la otra".

Por su parte Ramiro, chofer de "Zenit", consideró que la nueva terminal es "realmente muy linda y cómoda" aunque advirtió que "me parece que les va a quedar chica" y como ejemplo mencionó que "solamente mi empresa manda en plena temporada cuatro coches por horario. Pero bueno, parece que tiene posibilidades de ampliación", se entusiasmó.

Otros que no podían ocultar su satisfacción fueron los empleados de la vieja Terminal de Omnibus que lograron ser contratados por la nueva firma. "Estamos muy contentos porque acá las condiciones de trabajo son mucho mejores", explicó Lombardo, uno de los maleteros, quien relató que "allá dependíamos de la propina, en cambio acá nos pusieron tarifa fija: 5 pesos como mínimo".

Tras destacaron que 28 trabajadores lograron conservar sus puestos, el trabajador describió que "acá la gente está mejor predispuesta" y puso como ejemplo que "nadie se queja por tener que pagar mientras que antes nos decían de todo si les pedíamos propina".

Una pasajera tuvo que guiar al chofer hasta el nuevo edificio

La nueva Terminal de Omnibus encanta a los choferes de micros de larga distancia. Tanto, que cualquier inconveniente les parece menor. Tal fue el caso de uno de los choferes con los que ayer dialogó LA CAPITAL, quien reconoció que le informaron que no tenía que dirigirse al viejo edificio de la calle Alberti después de manejar más de 700 kilómetros, llegando al partido de Balcarce. El problema: no sabía cómo llegar al edificio de Luro y San Juan. "Pero una pasajera marplatense me guió así que llegamos bien", dijo sonriente, para luego rematar, sin asomo de queja: "¡Está realmente muy buena!".

Comentá la nota