SATISFACCION DEL GOBIERNO DE SANTA FE POR ACUERO CON GENERAL MOTORS

BUENOS AIRES, nov 20 (DyN) - La viceministra de Trabajo de la provincia de Santa Fe, Alicia Ciciliani, dijo esta mañana que su gobierno está "muy satisfecho y agradecido" a las partes en el conflicto de la automotriz General Motors, que ayer acordaron la suspensión de unos 160 trabajadores y la reducción progresiva de sus sueldos hasta menos de la mitad, a cambio de mantener sus empleos hasta diciembre del 2009, aunque sin garantías de que continuarán en ellos tras esa fecha.
La funcionaria dijo que la empresa justificó las suspensiones en la caída de demanda de vehículos de Chile, calculada en un 4 por ciento, y de Brasil, estimada en un 20 por ciento, y a la decisión de cesar la producción de un modelo que será reemplazado el año próximo por uno nuevo.

En el marco del acuerdo alcanzado, explicó a radio América que la empresa ofreció a esos trabajadores, entre 120 y 150 personas, "que en los primeros meses cobrarán el cien por ciento de sus salarios, un promedio de tres mil pesos de salario mensual de bolsillo; en los siguientes meses cobrarán el 80 por ciento y a fin del año próximo, en los últimos meses, percibirán un 40 por ciento, garantizando la cobertura de sus obras sociales". "Nosotros apostamos" a que de aquí a fines del 2009 la situación económica mejoe "y tengamos un buen panorama con la reactivación de la economía de la Región, y estos trabajadores hayan sido por entonces reinsertados en el mundo productivo".

Reconoció la viceministra que la empresa no garantizó que los trabajadores suspendidos sean reincorporados en sus puestos luego de diciembre del 2009 pero señaló que van a trabajar en la "capacitación" de esas personas, por ejemplo, facilitandoles la finalización de sus estudios secundarios a aquellos que no los terminaron, a fin de que "recuperar calidad para volver a trabajar".

Comentá la nota