Satisfacción desde el Colegio de Abogados de Jujuy, por la aprobación de las reformas en el Código Procesal Penal

El presidente del Colegio de Abogados de Jujuy, Mario Mallagray, manifestó su satisfacción por la aprobación de las reformas en el Código Procesal Penal de la provincia, destacando la importancia de que la misma haya salido por el consenso de todos los estamentos técnicos, y afirmando que "está alejada de cualquier tipo de suspicacia de tipo político". Indicó sin embargo que quedan pendientes varias cuestiones para solucionar la problemática de la delincuencia, señalando la importancia primordial de la capacitación permanente.
Mallagray expresó que "esto se observa con mucho beneplácito, porque nosotros hemos participado de la comisión redactora del borrador del proyecto de reforma del Código Procesal Penal, y hemos salido a apoyar desde el primer instante. Es más, abogados y abogadas de nuestra institución han participado de esa comisión, como el doctor Matuk, el doctor Greni, como también ha gozado de la participación del Poder Judicial de la Provincia de Jujuy, el Colegio de Magistrados, Fiscalía de Estado de la Provincia".

En definitiva, "este borrador salió por el consenso de absolutamente todos los estamentos técnicos, porque esta es una cuestión eminentemente técnica, que está alejada de cualquier tipo de suspicacia de tipo político".

En cuanto a las cuestiones que quedan pendientes, "con la sanción de este código no se va a solucionar el problema de la delincuencia, de la noche a la mañana: este va a ser un proceso progresivo, de dos o tres años, donde la legislatura de la provincia y el Poder Ejecutivo tendrán que asignar al Poder Judicial las partidas presupuestarias necesarias, para que el Ministerio Público Fiscal y el Ministerio Público de la Defensa funcionen a plenitud y con eficacia en su labor de investigar y perseguir el delito".

Mientras tanto, "se va a ir aggiornando el sistema, y de a poco se irá poniendo en funcionamiento el Ministerio Público Fiscal y el Ministerio Público de la Defensa. Aquí falta crear absolutamente toda una estructura paralela a la del ex Juez de Instrucción, con necesidades edilicias, de personal, de informática, económicas, y por sobre todas las cosas, con capacitación".

Comentá la nota