Satisfacción del Concejal Pedro Ascárate, por el nuevo horario de cierre de los boliches en Jujuy

n una entrevista exclusiva para nuestro medio, el Concejal Pedro Ascárate manifestó su satisfacción con la puesta en vigencia del nuevo horario de cierre de los boliches, destacando sin embargo que "esto no resuelve el problema de la inseguridad en la vida nocturna", y exhortando a una participación activa de la sociedad en su conjunto, para garantizar que esto se cumpla.
Ascárate manifestó que "nosotros de alguna manera hemos saludado esta decisión que toma finalmente el Ejecutivo de la Provincia. No se olviden que esta es una ley que fue diseñada por el Ejecutivo, enviada a la legislatura provincial y aprobada, y los concejales hemos decidido apoyar eso. Para eso habíamos hecho reuniones con los concejales de Palpalá, y también con los intendentes de ambas ciudades".

Por lo tanto, "nosotros hemos llevado nuestro aval, para que se reglamente y se aplique la ley",

En cuanto a las posibles repercusiones de esta ley, "yo creo que la ley va a producir dos efectos: el primero es que comience más temprano la noche, como lo fue en alguna otra época, que esto va a hacer desaparecer un poco la previa. En segundo lugar, se abre la posibilidad de una mayor rigurosidad en el funcionamiento de locales a partir de las 4 de la mañana, con lo que es el negocio de loa ‘after’".

En definitiva, "me parece bien que haya polémica, que haya planteos, pero debo subrayar algo que dije en todo este proceso: esto no resuelve el problema de la inseguridad en la vida nocturna y de la salubridad de nuestros jóvenes, si no hay una participación de la población, de las familias".

En este sentido, "yo creo que las medidas policiales, las medidas represivas que pueden existir contra los que transgreden la ley, deben ser acompañadas por la participación de la población organizada. Me parece que podrían crearse hasta organismos específicos, para que se vigile que el espíritu con que se está haciendo esto se cumpla".

A esto agregó que "ya no va a ser lo mismo que un padre, en su casa, no sepa cuándo termina una fiesta, como ocurría hasta ahora. Hoy los padres saben que la fiesta y el baile terminan a las 4 de la mañana, y pueden exigir o reclamar de sus hijos la comunicación a las 4, 4:30 o 5. Por lo menos los padres van a tener una referencia para saber qué es de la vida de sus hijos, y eso los va a comprometer a tomar también parte en que mejoremos el problema del consumo de alcohol y de la inseguridad en general".

Respecto a los planteos para que se revea esta medida, sobre todo por parte de los propietarios de boliches, "para mí, si la legislatura accede a una modificación, es un problema de un poder. Yo creo que está en sus posibilidades hacerlo, pero lo que nosotros decimos es que tenemos que poner límites a la absoluta anarquía que se viene viviendo a la noche en la ciudad. No nos hagamos los hipócritas: esto tiende a ver si se pueden volver a reencauzar buenas costumbres, porque se ha creado un sistema de malas costumbres".

Comentá la nota