EL SATI Y LOS DOS MISTERIOS ELECIONARIOS DE BRAGADO.

El sati era una práctica de la India ( abolida recién en 1829) en la que al morir un gobernante cremaban su cuerpo junto con todas sus pertenencias, joyas e incluso mujeres.

Cuando se comenzó hablar de las listas con la herida del conflicto con el campo fresca, el eterno Antonio Cafiero refiriéndose al posible desbande en el conurbano dijo "los muchachos huelen sangre.

Poco después confirmando los dichos del decano de los senadores los caciques de los primeros cordones industriales ya jugaban a dos puntas, colocando sus candidatos en las ambas listas.

Fue entonces que, para evitar estas pillerías, concibieron la ilegalidad de las denominadas candidaturas testimoniales.

Néstor, cual jeque indio, intentaba ascender al Nirvana con todo su séquito en llamas.

Cuando las primeras encuestas, hace mas de cuatro meses, comenzaron a hablar de una triple paridad entre el Partido para la Victoria, la Unión Pro y la Coalición Cívica, dijimos desde estas páginas que cuando el electorado, exitista por antonomasia, intuyera que uno de los sectores opositores no tuviera posibilidades, se volcaría sobre el mas fuerte, en dicho caso, la Unión Pro.

Las éltimas noticias emanadas de fuentes cercanas a Olivos y publicadas por algunos matutinos, establecen la posibilidad de derrota tanto que, ya se habla de un probable adelantamiento de las elecciones 2011.

En nuestra localidad, como en otras vecinas, Francisco de Narváez ha perforado el 35 por ciento de la intención de voto mientras que Néstor-Scioli andan por los 20 escasos puntos.

A Aldo San Pedro, con su lista semi testimonial, repartiendo a troche y moche, aún le queda un resto para salir airoso, tal vez ganar la contienda.

Pero hay en este tablero electoral un par de misterios a develar: por un lado, cuanto "tirará para abajo" los votos del gaucho la devaluada figura de Néstor, por otro, cuanto arrastrará el colorado del tatuaje a la lista encabezada por Paola Alsina.

De allí dependen los resultados.

El problema de Barenghi hoy es que está en el mejor lugar en el peor momento. Con un partido provincial en crecimiento pero enfrentando en su localidad a dos sectores fuertes en estructura como el costisno y el sanpedrismo.

San Pedro no obstante ya jugó sus cartas, porque si bien se saca fotos repartiendo billetes como Papá Noel, en las publicidades no aparece ni un pantallazo de la mirada extraviada del presidente putativo.

Es que a todos les parece hasta lógico acompañar al jefe hasta la puerta del panteón, pero nunca inmolarse junto a él.

Comentá la nota