Sarko con Caldera

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, llegó ayer a México para iniciar una visita de Estado, durante la que firmará diversos acuerdos con su colega Felipe Calderón.
La visita del mandatario galo ocurre en momentos en que la ciudadana francesa Florence Cassez, juzgada y condenada en México por secuestro, cumple su tercer año en prisión. Familiares y diversos sectores le pidieron a Sarkozy exigir la extradición de Cassez, mientras que senadores y diputados mexicanos polemizan sobre si será prudente que el mandatario francés use su tiempo en el Senado para aludir a un tema que no es materia del Congreso mexicano y que fue juzgado por el Poder Judicial. Los senadores del opositor Partido Revolucionario Institucional sí ven favorable que el gobernante de Francia atienda el caso de su compatriota condenada a 60 años. Según diversas fuentes mexicanas, el proceso jurídico contra la ciudadana francesa estuvo contaminado por errores desde el momento en que fue detenida hasta las propias declaraciones de las víctimas, quienes primero dijeron no reconocerla y luego afirmaron que formaba parte de una banda de secuestradores.

Comentá la nota