Saracco tendrá $ 13 millones extra, pero necesita mucho más

Saracco tendrá $ 13 millones extra, pero necesita mucho más
El Senado aprobará la transferencia de partidas en la sesión de hoy. El ministro admitió que precisa $ 20 millones para cerrar el año.
Sergio Saracco, ministro de Salud, dio el primer paso en lo que será un desfile de funcionarios por la Legislatura. Al titular del área sanitaria le fue bien: convenció a los senadores opositores de que aprueben hoy la transferencia de fondos del Ministerio de Seguridad a su cartera por $ 13 millones. La medida tiene media sanción de la Cámara baja y hoy se transformará en ley.

Pero tras Saracco deberá asistir a la Casa de las Leyes su "enemigo íntimo", el subsecretario de Planificación Ricardo Landete, quien además es cuñado del gobernador Celso Jaque.

Saracco y Landete mantienen una fuerte pelea interna en Salud por una serie de problemas que afectan a la gestión. También esperan en la Legislatura al ministro de Hacienda, Adrián Cerroni. Los diputados quieren saber qué medidas tomará el Gobierno para sanear las cuentas de la Provincia, que están en rojo.

Ayer, Saracco salió bien parado de su paso por el Senado. El funcionario asistió a la Casa de las Leyes luego del ultimátum que partió del cobismo, que exigía como condición innegociable que brindara explicaciones antes de aprobar cualquier cambio de partidas entre ministerios.

Durante la reunión de la comisión de Labor Parlamentaria a la cual asisten los jefes de bloque se desarrolló la interpelación a Saracco. El ministro detalló cuáles fueron los gasto en el área sanitaria y justificó la necesidad de contar con un refuerzo de partidas.

En lo inmediato el préstamo de Seguridad a Salud por $ 13 millones tiene como destino el pago de "deuda vencida con proveedores por medicamentos, monodrogas, descartables y elementos de laboratorio, que suma $ 10 millones", dijo. Mientas que los $ 3 millones restantes "son para la compra de raciones alimentarias" para los hospitales, indicó el funcionario.

El aval de la Cámara alta -que se dará en la sesión de hoy- es un alivio, aunque Saracco también es consciente que la solución es momentánea. Si no llega un refuerzo presupuestario por un monto mínimo de $20 millones, tal como lo anticipó Los Andes, los problemas se multiplicarán.

"Es lo que se necesita para cerrar el ejercicio" y contar con provisiones "para enero y febrero del año que viene", comentó el ministro.

El desfasaje en Salud se debe "al fuerte impacto que tuvo en los recursos del Ministerio" el incremento en prestaciones por la gripe A (contratos para ampliar los servicios de guardia, elementos médicos, entre otros), los acuerdos salariales en paritarias y los costos de los insumos.

En este sentido, Saracco aclaró "cada tres años se licita la comida. De $ 19 pesos la ración en 2007, se pasó a $ 40. Es un aumento del 100%. Y en descartables hay subas de hasta un 200%", graficó.

Al término de la reunión el senador demócrata Ernesto Corvalán advirtió: "No queda otra alternativa. O se aprueba el movimiento de partidas o se para todo el sistema de salud", indicó.

"Ahora van a tener el crédito presupuestario. Pero esperemos que tengan la plata para pagarle a los proveedores", chicaneó el cobista Sergio Moralejo.

Otro aspecto que se blanqueó ante los senadores es el total de fondos que Seguridad aporta para subvencionar la Salud: $ 18 millones. Son $ 5 millones en bienes de capital y $ 13 millones para gastos corrientes (ésta última partida es la que se transfiere sólo con aval legislativo).

En tanto que los $ 20 millones que restan están vinculados al pago de contratos, licitaciones para proveer de insumos al sistema sanitario en los primeros meses de 2010 y asegurar las prestación en toda la provincia.

La realidad generalizada de Mendoza es que para finalizar este año, el Gobierno debe conseguir financiamiento por unos $ 500 millones. De esa masa de recursos, $ 40 millones están asignados a cubrir el déficit total de la cartera que dirige Saracco.

El presupuesto 2009 del Ministerio de Salud es de $ 774 millones, de los cuales el 75% se va en sueldos. A tres meses de finalizar el año ya se han gastado $767 millones.

Por otro lado, Landete pasará esta semana por la Cámara de Diputados. Deberá explicar varias denuncias que pesan sobre él. Se trata de la presunta desobediencia de Landete a órdenes dadas por su jefe inmediato superior, el ministro Saracco; a dos o tres hechos calificados como graves producidos en la Dirección de Nutrición e Higiene de los Alimentos, además del escándalo del tomate triturado que vende su familia en Neuquén.

Comentá la nota