Saracco: "Las medidas de prevención no llegaron tarde, se tomaron en el momento justo"

El ministro de Salud, Sergio Saracco, habló con Los Andes y explicó la actual situación de la nueva enfermedad en Mendoza. Aseguró que se siente respaldado por el Gobernador y no opinó sobre las vacaciones en el Caribe y en Europa de dos de sus funcionarios clave.

Sergio Saracco es el ministro de Salud de Mendoza y quien llevó adelante las medidas que la provincia tomó para enfrentar la gripe A (H1N1). En un contexto atípico, mientras es cuestionado por los gremios y recibe todo tipo de quejas por parte de los comerciantes ante la pérdida de la actividad económica, el hombre reafirma las normas: "Las medidas de prevención no llegaron tarde, se tomaron en el momento justo".

El titular de la cartera de Salud asegura que seguirá trabajando para que continúen descendiendo los casos sospechosos de la nueva enfermedad. Y aunque prefirió no opinar sobre las vacaciones en el Caribe durante plena pandemia de Marcelo Costa, titular de la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP), y del viaje a Europa del cuñado del Gobernador y subsecretario de Salud, Ricardo Landete, Saracco dijo que "nunca hubo acefalía".

-Pero convengamos que ambos viajes fueron desprolijos, por el momento que se vivía.

-Prefiero no opinar. Pero puedo decir que nunca hubo acefalía, ni en la OSEP ni en la Subsecretaría. En el primer caso, me reuní con los directores de la obra social y se coordinaron las actividades y, en el segundo, se trabajó con el otro subsecretario.

-Y más trabajo para usted en una situación crítica sin dos funcionarios de alto rango.

-Sí, pero el sistema siguió funcionando y las medidas se llevaron adelante.

-¿Pensó en renunciar?

-No, nunca. Hice la especialidad en Emergentología y era el momento para ponerla en práctica, me he formado para atravesar estas situaciones. Además, está la responsabilidad médica.

-Hubo rumores que decían que iba a ser removido de su cargo.

-Me he sentido cien por ciento respaldado por el Gobernador durante toda esta pandemia. Hablo todos los días con él, lo informo de la situación, incluidos los fines de semana.

-¿Cómo vivió la situación de tensión que se dio con la muerte del doctor Carubín, director del Lencinas?

-Es un hospital muy querido para mí, empecé a trabajar ahí en 1986; es más, mi padre se jubiló en ese nosocomio como jefe de servicio del pabellón de mujeres.

-¿Pero cómo es la situación ahora con los empleados?

-Buena, no tengo problemas, y se están haciendo las cosas que debían hacerse.

La gripe A en la provincia

Uno de los aspectos más cuestionado por ciudadanos mendocinos fue que las medidas de prevención se tomaron tarde. El virus H1N1 ya estaba instalado en México, Estados Unidos, Canadá y Chile y en el territorio local, hasta antes del 28 de junio, no se hablaba del tema.

El 29 de junio la gripe A "llegó" al país y, obviamente, a Mendoza. Aquí las medidas llegaron con una contradicción. El martes 30 de junio, en los noticieros del mediodía el ministro de Salud y la entonces directora General de Escuelas, Iris Lima, aseguraban que el receso invernal no se adelantaba; segundos después se anunció que las clases culminaban una semana antes.

-En la provincia, ¿no se llegó tarde con las medidas?

-Las medidas de prevención no llegaron tarde, se tomaron en el momento justo. La enfermedad empezó en abril y se han ido tomando las normas necesarias.

-¿Por qué no se cerró todo como en México?

-México cerró todo porque estaban desbordados y no sabían ante qué nuevo virus se estaban enfrentando. Se les empezaron a morir pacientes y no sabían por qué. En Mendoza, no podíamos tomar una medida tan drástica en abril, cuando todavía no teníamos ningún caso.

-¿Cuál fue el criterio que se implementó para tomar las decisiones?

-Se decidió que el 27 de abril se formara el Consejo de Emergencia Sanitaria y se empezó a trabajar en todas las medidas de contención, en un plan de prevención ante la eventual llegada del virus. Se comenzaron a controlar los pasos de fronteras con Gendarmería y el aeropuerto. Luego se fue analizando cada situación y tomando nuevas decisiones.

-También se formó un Comité Asesor de Expertos.

-Sí, se formó con los decanos de las tres facultades de Medicina, los titulares de cátedra de Infectología, entre otros especialistas de renombre local.

-¿Realmente se los escuchó?

-Sí, siempre se tomaron decisiones que priorizaron la salud, como ellos nos indicaron.

-En cuanto a los polémicos antivirales, ¿hay en Mendoza?

-En este momento hay más de 46 mil tratamientos y ya se han medicado a más de cinco mil mendocinos, entre casos sospechosos y contactos. Nunca faltó la medicación y va a seguir habiendo respuesta para quien lo necesite.

-¿También hay barbijos?

-Sí, pero sólo se deben usar según el protocolo en los hospitales y centros de salud. Las costureras de Vendimia y las de los hospitales están haciéndolos y, además, contratamos a una empresa; se hacen unos veinte mil por semana y se distribuyen en los distintos hospitales de la provincia. También esperamos que la Nación nos envíe más barbijos en agosto.

Rebrote en agosto

Durante esta semana se hizo especial hincapié en el descenso del número de casos, se anunció que el pico de la patología en la provincia culminó en la semana que terminó el sábado 4 de julio y, además, se extendió por una semana el inicio de las clases.

Además, se flexibilizaron las polémicas normas de restricción en boliches y peloteros, también en centros comerciales; ahora todos podrán trabajar al cincuenta por ciento de su capacidad. Esto mientras se espera un rebrote de la patología.

-¿Es natural que se produzca un rebrote de gripe A?

-Sí y lo esperamos para la primera quincena de agosto.

-¿Qué características tendrá?

-Esperamos que sea leve porque los casos sospechosos están descendiendo.

-¿Los niños y los jóvenes siguen siendo los más afectados?

-Sí, sesenta por ciento de los internados son menores de 15 años, igual que en los otros países afectados. Mientras que el promedio de edad de los casos sospechosos es de 26 años.

-¿El sistema sanitario tuvo capacidad de respuesta para esta situación?

-Sí, el hospital Notti no colapsó como en 2007 ante los múltiples casos de bronquiolitis, hay camas para atender a los chicos.

-¿Cuántas plazas hay en total en la provincia?

-Ahora hay 2.347 camas y esperamos llegar a 2.509 cuando culmine el 2009. Es importante recordar que en 2007 hubo 2.274 camas.

-Cuando pase esta pandemia, ¿qué va a pasar con las cirugías programadas que se suspendieron?

-Lentamente, todo va a ir volviendo a la normalidad. Se operaron únicamente las urgencias y las cirugías programadas se reorganizarán y todo volverá a la normalidad en el menor tiempo posible. Probablemente en agosto se reanuden, dependerá también del rebrote.

Comentá la nota