Saque si quiere ganar

Saque si quiere ganar
Del Potro destruyó a Ferrero con 22 aces y el triple 6-3 lo llevó a cuartos en Flushing Meadows por segundo año seguido. El español le había ganado dos veces en polvo hace tres años. Ahora el tandilense juega mucho más...
Solido y contundente desde ahí arriba, desde los casi tres metros desde donde sacá su brazo para impactar la pelotita en saque. Con 22 tiros limpios desde las alturas y una gran inteligencia para soportar los momentos complicados, Juan Martín Del Potro venció al español Juan Carlos Ferrero. Por la cuarta ronda del US OPEN, La Torre jugó uno de los mejores partidos que se le recuerden.

Hay que permanecer con la esperanza de que Delpo llegue lejos, ya que la llave de su lado no viene complicada. En realidad, no viene tan complicada como podría venir. Rafa Nadal va contra Gael Monfils y Jo-Wilfred Tsonga contra Fernando González. Recien se podría encontrar con un viejo verdugo suyo (ver Preciosa oportunidad), el suizo Roger Federer en la final y saldar cuentas.

Ahora en los cuartos, el pibe de Franco Davin contra el coatra Marín Cilic, que dio el golpe del día al vencer al escocés Andy Murray en tres sets. Una lástima Juan, no te vas a poder sacar revancha ante el británico, pero no importa. Ya habrá otra oportunidad.

En sólo 35 minutos, el crédito de Tandil se impuso por 6-3 a Ferrero. Los ocho aces contra el único de su rival. Delpo sacó ventaja con el único break point que tuvo a su favor. Las zozobras fueron llegaron en los dos primeros juegos con el saque del segundo periodo. En el primero, con Ferrero, ya 1-0, estuvo igualado en 40, y en el segundo el español tuvo una chance de quiebre, que no pudo aprovechar. Y Juan Martín, como crack que es, dio vuelta el juego. Pero luego sí llegó la ventaja, pero para el argentino, confirmada con el 4-2.

Tranquilo pero incisivo, así jugó el tandilense, y con dos roturas barrió al Mosquito de su antemesa para servirse del Grand Slam. Con varios y sorprendentes (para Ferrero) latigazos fue ganando en confianza. Y obviamente que también en puntos y games. No le bastó con quebrarle una vez, sino que lo hizo en noveno para quedarse con el segundo set por 6-3. Sin descubrir la pólvora, vale mencionar que Delpo tuvo un gran sostén en su efectivo saque en este segundo parcial.

Los cuatro deuces en el primer game de saque del español marcan la dificultar que tenía Ferrero hasta para ganar sus propios juegos de saque. De repente, en el cuarto, Delpo se veía 15-40 con su saque. Se tomó su tiempo, pidió la toalla, respiró hondo y volvió. Con dos imposibles saques emparejó la cuestión para luego irse tranquilo al banco, con la seguridad de haber obtenido el punto. Y como para no perder la costumbre, Del Potro quebró con el marcador 4-3 y sacar boleto a los cuartos.

Del Potro fue contundente en el resultado final. Y así, con mucha confianza en sus 198 centímetros y un más que excelente nivel de su saque (hoy metió nada más que 22 aces) afrontará el próximo partido. Una lástima para él que no podrá tomarse revancha ante el escocés Andy Murray, que cayó llamativamente ante el croata Marin Cilic en tres sets.

Comentá la nota