Sapag visitó al policía baleado en el barrio Confluencia

El oficial Roberto Paredes se encuentra internado con una bala calibre 32 alojada en su cuello. Fue herido anoche cuando vecinos del lugar atacaban la comisaría 19.
El gobernador Jorge Sapag visitó esta mañana a Roberto Carlos Paredes, el oficial de la Policía provincial que sufrió una herida de bala anoche en el barrio Confluencia, cuando intervenía a pedido de los vecinos en un enfrentamiento entre dos familias. Paredes se encuentra internado en una clínica de esta capital.

El oficial nació en Neuquén, tiene 31 años, está casado y es padre de dos hijos. Está internado en terapia intensiva aunque se encuentra estable.

El mandatario provincial concurrió a la clínica a fin de reunirse con la familia del policía herido. “Estuvimos con la familia: con la señora, con la hermana, los padres y los compañeros de la Policía, solidarizándonos con ellos y con el oficial”, indicó en declaraciones periodísticas.

Para el gobernador lo ocurrido en el barrio neuquino no fue un accidente y remarcó que fue “salvajemente herido”. “Es tentativa de homicidio, que es grave. Queremos terminar con esto”, dijo. Y recordó que la Policía acudió a la zona en auxilio de vecinos que solicitaron la intervención, porque se estaban enfrentando dos familias residentes en el barrio.

Luego se refirió a los hechos ocurridos anoche y señaló que se mantuvo al tanto en forma permanente mediante comunicación con el ministro de Justicia, Trabajo y Seguridad, César Pérez, y el jefe de la Policía, Juan Carlos Lepen.

Respecto del estado de salud de Paredes, el gobernador explicó que está evolucionando bien, pero que “fue un verdadero milagro. La bala entró en una zona muy compleja que es el cuello, donde hay arterias y médula. La bala se alojó en un lugar donde no afectó nada, gracias a Dios, pero podría haber sido un homicidio”.

Comentá la nota