Sapag ve a De Vido con paro petrolero de fondo

El gobernador neuquino se reúne este martes con el ministro de Planificación. Se espera en pocos días más una respuesta al planteo de las provincias, que implica –como había anticipado este diario- aumentos graduales para aplicar cierta certeza a las inversiones en el rubro gas. Todo se da en un contexto de presión, con el sindicato petrolero protagonizando un paro con afectación de la producción.
El gobernador neuquino, Jorge Sapag, se verá finalmente a solas, este martes, con el ministro de Planificación, Julio De Vido. No habrá decisiones sobre el precio del gas, pero sí se avanzará sobre el tema en función de una propuesta muy completa presentada con el aval de todas las provincias productoras, y que estipula el denominado con cierta ingenuidad "sendero de precios" para el petróleo y el gas.

En el caso del gas, que es lo que más preocupa e interesa a Neuquén, el plan es gradual y establece un programa de ascenso en el precio, para quedar en una banda de oscilación que iría de los tres a los seis dólares el millón de BTU. Lo más que se está pagando actualmente por el gas neuquino es dos dólares.

La cumbre con todas las provincias de la OFEPHI no se hace este martes: se pasó para la semana próxima, en fecha a determinar, porque –según se informó desde el gobierno y se dejó trascender desde las empresas- De Vido quiere brindar una "respuesta completa", es decir, una que involucre lo que los gobernadores han reclamado: cierta certeza que ofrecer al sector, aquejado fundamentalmente por una crisis de confianza que impide inversiones.

Mientras tanto, el Sindicato del Petróleo y del Gas privado, comandado por Guillermo Pereyra, había comenzado con sus medidas de fuerza. Desde las 20 del lunes, los yacimientos quedaron solo con guardias mínimas, y a partir del primer minuto del martes 22, estaba previsto comenzar el paro que afectará a la cuenca neuquina, y que de hecho puede provocar problemas en la operación de los principales yacimientos.

Con este contexto de presión se verán Sapag y De Vido, convertidos ambos en referentes obligados de la evolución de la situación energética. Es difícil que salga la respuesta, pero al menos se tendrá, casi con seguridad, un anuncio de intenciones para el corto plazo que procurarán distender los ánimos.

Comentá la nota