Sapag tiene su refugio en el Espacio Duam

Jorge Sapag desarrolla buena parte de sus actos públicos y partidarios a ocho kilómetros del centro de la capital: es en el Espacio Duam, un reducto con capacidad para más de mil personas, que ofrece algunas garantías de seguridad que la Casa de Gobierno y su auditorio no le aseguran.
Sobre todo a pocos días de las elecciones y en medio de las pujas salariales que casi no le dieron respiro durante su primer año y medio de gobierno.

Si el ex gobernador Jorge Sobisch había optado por el Ruca Che como plataforma de campaña, hasta casi transformarlo en un sitio emblemático de su gestión, el actual gobernador optó por un lugar amplio, que le garantiza un confort y una seguridad que el gimnasio ni el centro de la ciudad le están ofreciendo.

El ámbito diseñado para convenciones fue levantado en el edificio donde funcionó Casino Magic, junto al aeropuerto de esta ciudad, acaso una de sus cualidades estratégicas.

Está administrado por EcyDense, una empresa con integración del estado que busca posicionarlo como el centro de convenciones más importante de la Patagonia.

Tiene personal de seguridad, lugar para unas 1.500 sillas, unas 120 mesas redondas, Internet inalámbrica, y puede albergar a 288 vehículos en su amplísimo estacionamiento.

El gobierno y sus funcionarios pueden elegir una doble alternativa, atada a la importancia del evento: la utilización de la gran planta baja o bien subir un piso y utilizar alguna de las salas más pequeñas, provistas de audio y video.

Alejado del centro de la capital, pero con acceso privilegiado a la capital por varias calles, puede recibir a centenares de personas en poco tiempo. Es un sitio poco expuesto al estar en una zona intermedia entre la ruta y el Aeropuerto.

En el Duam, Sapag hizo algunas de las reuniones más importantes de la campaña a diputados nacionales.

El mes pasado, con el objetivo de "ajustar tuercas" convocó a unos 700 militantes.

Básicamente les dijo que trabajen en la campaña. O que, siguiendo el ejemplo del edificio, que pongan sentimiento, que en mapuche se dice Duam.

Comentá la nota