Sapag salió al cruce sobre los reclamos mapuches

El gobenador dijo que la Confederación Mapuche "está tergiversando el sentido y la interpretación verdadera de la ley 26.160" y que "esta ley, sancionada por el Congreso de la Nación, no habilita a la vía de hecho para ocupar tierras a propietarios particulares". Recordó que Felipe Sapag escrituró 155 mil hectáreas a las comunidades entonces existentes y además "se han escriturado 260 mil hectáreas hasta la fecha y tenemos en trámite otras 160 mil"
El gobernador Jorge Sapag participó del acto por el 105° aniversario de la capitalidad de la ciudad de Neuquén.

Al finalizar la ceremonia en la plazoleta, el gobernador Jorge Sapag ofreció una rueda de prensa en la que se refirió al nuevo reclamo que se planteará al gobierno nacional por el precio del gas y a los reclamos de la comunidades mapuches, entre otros temas. A continuación se transcriben en forma completa las declaraciones del mandatario.

Preocupado por los vuelos a Chapelco

- Ya que habla del gobierno nacional, ¿qué hay de las versiones respecto del servicio aéreo de Aerolíneas Argentinas a Chapelco?

- Nosotros estamos muy preocupados porque nos enteramos -y nos enteramos no directamente, sino por el sistema de reservas de Aerolíneas- que no se vendían pasajes a partir del 1° de octubre. Tuve reuniones con autoridades de Aerolíneas, con el ministro (de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio) De Vido, con el secretario de Turismo, (Enrique) Meyer y con la presidenta de la Nación (Cristina Fernández). A todos les dejamos una nota preocupados por esta situación, porque por la falta de equipos Aerolíneas estaría pensando levantar los vuelos a Chapelco".

"Nosotros hemos pedido que a la luz del esfuerzo del esfuerzo que ha hecho la provincia del Neuquén en el aeropuerto de Chapelco y el esfuerzo que está haciendo con American Jet para llevar cinco frecuencias semanales de Neuquén a Chapelco, que no se procesa a este levantamiento, que se mantengan los vuelos y que por lo menos se mantengan los dos vuelos que teníamos antes de julio. Ustedes recordarán que en Presidencia de la Nación se anunció que de dos vuelos se pasaba a cuatro. Ahora pasar de cuatro a ninguno sería muy grave para la región y sería muy grave para San Martín de los Andes y la provincia del Neuquén. Estamos en conversaciones para revertir esta situación y también para hacer puente aéreo con Neuquén capital con American Jet".

Reclamo Mapuche

- Sobre otro tema delicado, y utilizo su calificación: ¿cuál es la situación en Quillén y el criterio del gobierno?

- Es un tema muy importante; es central para el funcionamiento del Estado, que es el estado de derecho. Nosotros vamos a velar por ese estado de derecho y por construir la paz social. En Quillén, hace dos o tres meses, un grupo de personas, dos o tres personas primero, con 110 vacas y dos vehículos ingresaron en un campo de propiedad privada donde está perfectamente acreditada la titularidad de dominio con la escritura pública correspondiente. Esto fue hace dos meses. Quiero marcarlo porque después voy a hablar de la ley 26.160. Entran al campo, los titulares del campo hacen el reclamo ante la Justicia y la Justicia ordena el desalojo a la Policía de la provincia del Neuquén. La Policía de la provincia procede a desalojar el campo donde en ese momento había cinco persona y 110 vacas. Cinco personas de las cuales creo que solamente una era mapuche, los otros cuatro son criollos".

"Lo señalo también porque no era que había toda una comunidad dentro de este campo en Quillén. Se procede al desalojo y los únicos heridos en el hecho son policías de la provincia del Neuquén. El procedimiento fue impecable, muy pensado, muy estudiado y muy profesional por parte de la Policía. Al otro día, ya más personas, un grupo de setenta, ochenta personas, intentaron reocupar o, mejor dicho, reusurpar el campo estando la Policía allí. Había treinta efectivos. Fueron rechazados no sin lesiones a seis policías, que fueron lesionados seriamente algunos de ellos porque fueron lastimados con hondas de revoleo que rompieron los cascos que usaban y aparte les golpearon distintas partes del cuerpo. Entonces, tuvimos otros seis policías lesionados. Digo esto porque algunos dirigentes salieron a hablar de represión, de violencia por parte de la Policía y del Estado. La Policía lo único que hizo fue cumplir una orden judicial y hacerlo con el legítimo uso de la fuerza pública y en términos absolutamente prudentes y con estrategia, de manera que no hubiera lesiones en las personas que estaban involucradas. Señalaba también que en el apoyo del intento de reocupación había vehículos oficiales de algunos organismos del Estado nacional".

"Esto fue motivo de una grave preocupación por parte nuestra por que haya apoyo logístico de vehículos, no digo de organismos, digo de vehículos de esos organismos oficiales del Estado nacional, por ejemplo Parques Nacionales. Es preocupante, porque si alguien quiere sumarse a una protesta o, en este caso, a este intento de reocupar un campo, lo puede hacer a título personal, lo puede hacer a título individual pero no con bienes del Estado. Esto fue motivo de conversaciones de mi parte con autoridades del gobierno nacional: con el Jefe de Gabinete, con las autoridades de Parques, también con las autoridades del Inai (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas), porque hay gente que trabaja para ese organismo y estaban presentes allí; también había gente del Ente (Corporación Interestadual) Pulmarí, que es biestadual entre provincia y Nación, con vehículos de la corporación. Esto ha sido motivo de conversaciones entre todos para ordenar esta situación. Y paso a la ley 26.160 a raíz de declaraciones que hizo un diputado provincial que dijo que el procedimiento había sido ilegal e inconstitucional de desalojo en Quillén a la luz de la ley 26.160. Obviamente que para hablar de la ley 26.160 primero hay que leerla y conocerla, y leer bien también el debate parlamentario".

"La ley 26.160 declara una emergencia en tierras de comunidades indígenas que tengan tradicionalmente ocupación, que esté fehacientemente probado que hubo una tradicional ocupación, y que sea una ocupación anterior a 2006. Y establece por cuatro años un procedimiento por parte del Inai de mensurar tierras concurrentemente con las provincias, como facultad concurrente, y cuatro años de suspensión de los trámites de procesos de desalojo, o sea hasta el año que viene. De ninguna manera la ley 26.160 habilita a que haya vías de hecho para ocupar campos de propiedad privada. O sea, en ese sentido, también hay una garantía constitucional de la propiedad: la propiedad privada es inviolable y solamente una sentencia fundada en ley se puede proceder a cambiar la titularidad. En el caso de una expropiación, también hay una ley de por medio. Pero no existe la justicia por mano propia en el estado de derecho. Así que tenemos que llamar a todas las partes a la paz, que no hay posibilidad de ejercer justicia por mano propia y el Estado debe ser respetado en todas sus instituciones".

"Lo digo porque algún dirigente, ya no de las comunidades o de Pulmarí, sino de los ganaderos, dijo que el Estado por ahí miraba para el costado, hablando del gobierno provincial. El gobierno provincial no mira para el costado, el gobierno provincial está atento al Poder Judicial y a las órdenes que le imparte a la Policía y está atento para que no haya enfrentamientos innecesarios así que creo que en esto el estado de derecho requiere el respeto de todos a las instituciones, a las constituciones Nacional y Provincial, a las leyes nacionales. Es necesario saber que en el año 1964 en el gobierno de Felipe Sapag se firmó un decreto que adjudicó 155 mil hectáreas a las comunidades entonces existentes y desde entonces se han escriturado 260 mil hectáreas hasta la fecha y tenemos en trámite de escrituración otras 160 mil hectáreas y en total van a ser 420 mil sobre una previsión originaria de 160 mil hectáreas. Las constituciones Nacional y Provincial tienen artículos muy precisos sobre las comunidades originarias y también el convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) está muy claro que hay que tomar acciones concretas de integración, de desarrollo, pero siempre en el marco del reclamo administrativo y judicial, pero no por mano propia. No a la justicia por mano propia, porque esto va a generar enfrentamientos que nosotros vamos a evitar. Vamos a poner todo lo que el Estado tenga que poner institucionalmente, legalmente, judicialmente, para que haya paz, progreso, orden y mucha responsabilidad de todos los sectores.

- Sobre críticas de la Confederación Mapuche.

- Nunca me elogiaron. Desde que fui ministro de Gobierno, la Confederación Mapuche me criticó. Sí recibí muchos abrazos, muchos elogios y mucho trabajo en común de muchos loncos mapuche. Ahora, la Confederación tiene otros objetivos y están tergiversando el sentido y la interpretación verdadera de la ley 26.160. Esa ley, sancionada por el Congreso de la Nación, no habilita a la vía de hecho para ocupar tierras por parte de comunidades mapuche a propietarios particulares. Esto es un error conceptual que lo están traduciendo de una manera errónea o malintencionada y esto genera un malestar en una región como (Villa) Pehuenia, Aluminé, Quillén, que queremos como zona de paz, no como una zona caliente como es hoy. Queremos una zona de paz, de encuentro entre hermanos; todos vivimos en el territorio argentino y neuquino y todos estamos amparados por las mismas leyes y constituciones y por la misma bandera celeste y blanca, que es la bandera argentina.

Comentá la nota