*Sapag quiere plata de ANSES para hacer viviendas

Por primera vez, se admite tangencialmente que los planes federales de viviendas no funcionaron ni funcionan. Ahora se pide un crédito directo al organismo que administra la plata de los jubilados, por 280 millones de pesos.
Admitiendo de hecho que los planes nacionales de vivienda fracasaron casi estrepitosamente, el gobierno neuquino acaba de enviar a la Legislatura provincial un pedido de autorización para tomar un crédito de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), el organismo que administra la plata de los jubilados, y financiar así la construcción de las 2.500 viviendas que había prometido y que ahora no tienen financiamiento "producto de la crisis internacional", según el argumento oficialista.

Según se informó oficialmente, el gobernador Jorge Sapag presentó en la Legislatura un proyecto de ley para autorizar un crédito por 280 millones de pesos que se destinará a financiar la construcción de 2.500 viviendas en Neuquén.

En los fundamentos del pedido, se recuerda que el gobierno provincial adhirió, a través de un acuerdo, a la propuesta de reconversión del Programa Federal Plurianual de Construcción de Viviendas, donde está previsto este mecanismo de financiamiento para las soluciones habitacionales.

Según el proyecto de ley, la amortización del crédito será de 15 años, con 2 años de gracia para el vencimiento del capital. También se aclara en el documento que las condiciones financieras se determinarán en el "contrato de préstamo" que se suscriba con la ANSES.

En la propuesta de endeudamiento se indica que el Ejecutivo neuquino aportará como garantía la cesión de los recursos provenientes del Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi) -contemplados en la ley nacional Nº 24.464- y constituirá un fideicomiso financiero. Ese organismo será el encargado de ceder los bienes fideicomitidos en garantía a Nación Fideicomisos Sociedad Anónima, la entidad fiduciaria que financiará la construcción de las viviendas.

Con respecto a los futuros propietarios, en el proyecto se señala que los adjudicatarios tendrán que reintegrar el costo de la vivienda en un plazo de 25 años. Además, se remarca que los beneficiarios del plan deberán contar con el otorgamiento previo de un crédito hipotecario a 25 años, cuya tasa de interés será igual a la definida por el préstamo suscripto entre la provincia y la ANSES.

En la presentación del Ejecutivo neuquino se destaca que el Programa Federal Plurianual de Construcción de Viviendas, originado en 2005 y reconvertido en 2008, "sufrió reestructuraciones como consecuencia de la crisis financiera internacional".

En el escrito se precisa que originalmente se diseñaron viviendas para este plan de 60 metros cuadrados, pero el año pasado, a raíz del contexto internacional de crisis, se resolvió que las nuevas unidades habitacionales a edificar tengan una superficie de 49 metros cuadrados. También se redujeron los plazos de ejecución de las obras a 10 meses y se dispuso que cada licitación no supere las 50 viviendas, con un máximo de dos obras por empresa.

El Programa Federal comenzó a ejecutarse en 2005. En ese momento, se proyectó la construcción de 300 mil viviendas a nivel nacional y 5 mil en Neuquén. De ese total, en 2008, cuando se realizó la reconversión del plan, había en todo el país 48 mil casas adjudicadas y 20 mil ejecutadas. A buen entendedor, sobran palabras...

Comentá la nota