Sapag: "La provincia no tiene más recursos"

Las dos semanas sin clases en una gran mayoría de las escuelas neuquinas le marcan el ritmo de trabajo al gobierno y puntualmente al gobernador Jorge Sapag, que ayer, al regreso de su participación en un acto del gobierno nacional, ratificó que las cuentas provinciales no soportarían un incremento salarial y que la negativa a las demandas gremiales no tiene que ver con "un capricho", sino con "la realidad" que surge del presupuesto que presentó en la Legislatura a principios de mes.
Sostuvo que la decisión de no otorgar aumentos tiene que ver con "la realidad" que le marca un presupuesto provincial diezmado en sus recursos a partir de la crisis internacional, algo que a mitad del año pasado no estaba en las previsiones.

Afirmó una vez más que no hay posibilidades de incrementos y les pidió a los dirigentes sindicales que le expliquen "de dónde podemos sacar 300 millones de pesos", respecto de la suma que implicaría una suba del 10%, y confirmó que habrá descuentos a los docentes que no dicten clases.

Explicó que la crisis afectó a la provincia por el lado de la generación de recursos, con una disminución de la recaudación propia en febrero y con deudas arrastradas a diciembre del año pasado. En ese marco, reclamó un análisis desde "el contexto de todo el año pasado y todo este año para saber lo que está pasando en el mundo". "Tenemos que seguir trabajando con los dirigentes sindicales para que entiendan esta realidad de Neuquén, que no tiene más recursos. Prometer un aumento salarial de alto impacto a las arcas provinciales nos pondría en una situación de incumplimiento", sostuvo.

Dijo que los descuentos por la huelga no son materia de evaluación, sino que es parte de la legislación: "quien hace huelga renuncia a sus haberes", afirmó.

"No hay ninguna posibilidad de dar aumentos por fuera del presupuesto. Ese presupuesto es el que manda. Acá hay una sola realidad, que es la verdad", agregó.

Sapag regresó ayer de Buenos Aires, en donde en el marco del acuerdo político con el gobierno de Cristina Fernández, asistió a la presentación del proyecto de ley de radiodifusión. Estimó que "es necesario conformar una nueva autoridad federal del tema de radiodifusión" y dio su apoyo a la iniciativa, que "hace a la democratización del sistema" y "abre un debate muy importante". "Es una ley muy esperada porque además se le abre un espectro de espacio a todas aquellas entidades sin fines de lucro que tengan vínculo con la sociedad", señaló.

Comentá la nota