Sapag presentó el Plan Productivo.

El gobernador Jorge Sapag presentó en la Legislatura el proyecto de ley del Plan Productivo Provincial, que apunta a la reconversión de la matriz para pasar de una economía basada principalmente en la actividad hidrocarburífera a una más diversificada y de recursos renovables.
El gobernador Jorge Sapag presentó en la Legislatura el proyecto de ley del Plan Productivo Provincial, que apunta a la reconversión de la matriz para pasar de una economía basada principalmente en la actividad hidrocarburífera a una más diversificada y de recursos renovables.

La iniciativa, que ingresó por mesa de entrada de la Cámara el 27 de febrero, propone como objetivos consolidar la actividad agraria, favorecer el desarrollo de otras actividades con poca presencia en la provincia e impulsar nuevas tecnologías.

El proyecto de ley enviado por el Ejecutivo es fruto del acuerdo entablado con ocho sectores productivos de la provincia -ganadería (bovina, ovina y caprina), forestación, fruticultura tradicional, frutas finas, apicultura, horticultura, acuicultura e infotecnologías - y apunta a que cada uno determine su política para los próximos diez años.

El plan requerirá una inversión estimada en más de 1.200 millones de pesos y contará con distintas líneas de financiamiento.

En el artículo tres del proyecto se establece que el IADEP asistirá con un mínimo de $46 millones para el período abarcado entre 2009 y 2012, $29 millones durante 2013 y 2015 y $22 millones entre 2016 y 2018. En otro articulado se autoriza al Ministerio de Desarrollo Territorial a realizar gestiones para la obtención de recursos adicionales y complementarios previstos en el artículo tres y que puedan provenir de entidades públicas, privadas, nacionales, provinciales e internacionales.

Condiciones

Para la precalificación, evaluación y aprobación del otorgamiento de los beneficios, quienes presenten sus proyectos deberán tener una radicación efectiva y antigüedad en la provincia, ubicación del proyecto en zonas geográficas con menores índices de desarrollo, menor impacto ambiental y mayor aporte a la transformación de la matriz productiva, entre otros requisitos.

El sector que más percibirá es el forestoindustrial, al que se le asignará en el primer año (2009) $60 millones y casi 600 en los 10 años estipulados para el acuerdo. Le siguen en importancia el sector ganadero con $41 millones para el año que viene y un total de $258 millones (bovino 134,8 y ovino-caprino 123,4) y la fruticultura tradicional con $42 millones.

Comentá la nota