Luz Sapag va por el partido y la reelección

"Vamos a ir por todo" le dijo la intendenta Luz Sapag a su grupo de colaboradores, quienes entre alegres y nerviosos asintieron sin más. "Todo" es la reelección y la presidencia del MPN.
Sabido es que Sapag desea alcanzar el sillón número uno del Movimiento Popular Neuquino. Quiere, en sus palabras, "poner el MPN en marcha para que vuelva a ser el partido que todos queremos".

Para esto viene trabajando desde hace ya varios meses, al punto tal que varios de sus escuderos salieron a recorrer algunas localidades del interior provincial para ver cómo mide su jefa y cuál es el consenso que tendría a la hora de lanzarse de lleno en dicha empresa.

Según afirman quienes concurren a la carpa chica de la intendente, la impronta de Luz Sapag se impone con fuerza en algunas localidades de la zona centro, donde más de un dirigente estaría dispuesto a acompañarla en una cruzada que sin lugar a dudas dejará más de un herido en el campo de batalla.

Así las cosas, la posibilidad de una interna partidaria para determinar qué línea de pensamiento obtendrá la presidencia, parece por estos días, un hecho casi irrefutable.

Sapag dice que está dispuesta a hablar con todos los sectores, pero sabido es que la distancia que la separa de Jorge Sobisch y sus huestes es abismal.

En cuanto a algún otro dirigente que tenga intenciones de competir por el sillón antes mencionado, aún no hay noticias claras respecto a quién podría salir al ruedo e intentar embarrarle la cancha a la jefa municipal.

Sin embargo nadie duda que más tarde o más temprano, aparecerá algún afiliado que afirme contar con la bendición del gobernador Jorge Sapag, para disputar la presidencia del partido, sin contar desde luego con el candidato sobichista que a su momento también se dará a conocer.

En el primero de los casos, quienes siguen de cerca la interna del partido provincial aseguran que "las aspiraciones de Luz son beneficiosas para Jorge (Sapag) ya que no existe mejor candidato para hacer frente a la gente de Sobisch que Luz Sapag".

Las mismas fuentes aseguran que "si a Luz le va bien, a todos les va bien y nadie va a renegar de los resultados de la elección, aunque muchos dentro de la misma línea de pensamiento hoy a veces la critican".

"Si le va mal… –confió el informante mientras apuraba su vaso de whisky importado y miraba a su alrededor tratando de que nadie lo escuche-… bueno si le va mal, será un golpe muy duro para quien no sabe de derrotas".

Dicho en buen romance, si bien muchos ven con buenos ojos las intenciones de la intendente, por ahora pocos saldrán a darle su apoyo a voz en cuello, esperando quizá ver como se desarrollan los acontecimientos de aquí en más, razón por la cual las próximas semanas serán cruciales ya que según se afirma la primer semana de febrero será el momento elegido para lanzar la candidatura de Luz a la presidencia del partido.

Comentá la nota