Sapag y Mindlin ante una concreción importante

El gobernador neuquino y el dueño del holding Pampa Energy destacaron "in situ" el valor de la central térmica Loma La Lata, que cuando termine su obra de ampliación –actualmente en construcción- aportará el 2,5% de la electricidad que produce el país, consumiendo además Gas Plus, lo que implica aumento de regalías para la provincia.
El gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, recorrió este martes junto al presidente de la empresa Pampa Energy, Marcelo Mindlin, las instalaciones y obras de ampliación en la central térmica Loma La Lata, que una vez que esté terminada aportará al país el 2,5% de la producción total de energía eléctrica, y a Neuquén una buena cantidad de pesos en regalías, ya que consumirá Gas Plus para el funcionamiento de la planta de ciclo combinado.

Como ya este diario había informado, la central aumentará su capacidad instalada casi en 50%, con una inversión de 250 millones de dólares.

Sapag, quien antes de la recorrida recibió un petitorio de integrantes de la comunidad mapuche Kaxipayiñ –junto a los Paynemil habitan en esa zona de la provincia- se congratuló de que "hay 500 obreros trabajando, el 90 por ciento son neuquinos o por lo menos habitan en la provincia del Neuquén".

Marcelo Mindlin destacó que los trabajos de ampliación representan "la inversión más grande que está haciendo el sector privado en el país en la actualidad. Y se está haciendo en la provincia del Neuquén, lo cual para nosotros es un gusto". Dijo que "con esta inversión y con las que ya teníamos desde antes en Neuquén, pasa a ser la provincia donde tenemos más inversiones y más intereses puestos de la República Argentina".

El empresario afirmó que "es una inversión muy importante, de 250 millones de dólares, que permite generar más electricidad sin consumir más gas. Se sigue consumiendo el gas que se consume actualmente y se lo hace de una manera mucho más limpia, no genera mayor contaminación".

Detalló que "el 80 por ciento de la nueva energía producida acá va a ser comprada por el sistema eléctrico", por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (Cammesa). "Y el otro 20 por ciento lo vamos a vender en el mercado de Energía Plus", indicó.

Además, informó que "la totalidad del gas que va a consumir esta planta cuando esté terminada la inversión, es de Gas Plus". "Con lo cual le diría que Pampa no solamente es líder en el mercado de Energía Plus, sino que va a ser líder en el mercado como consumidora de Gas Plus", señaló.

Fue en ese momento que Sapag destacó que "lo importante es que, a partir de la puesta en marcha de la planta, el Gas Plus va a representar para Neuquén un 150 por ciento más de regalías en esos 2,5 millones de metros cúbicos" de consumo del emprendimiento.

Por otra parte, Mindlin dijo que la intención de la compañía es asociarse "con productoras de gas para aportar el financiamiento para desarrollar yacimientos que hoy no están siendo explotados".

"Estamos hablando con varias empresas. No está nada cerrado, obviamente, pero por ahí es que queremos seguir creciendo. Y Neuquén es una de las provincias gasíferas por excelencia", afirmó.

La central térmica fue construida en 1994 y está compuesta por tres turbinas de gas que operan a ciclo abierto, contando con una capacidad instalada de 369 megavatios, lo que representa el 1,4 por ciento de la capacidad instalada de todo el país.

El proyecto de ampliación -que no requerirá consumo adicional de gas- consiste en la transformación a ciclo combinado, mediante la provisión e instalación de una turbina a vapor y tres calderas de recuperación, que permitirá aumentar en 178 megavatios su producción actual.

Pampa Energía SA es la empresa integrada de electricidad más grande del país. A través de sus subsidiarias, participa en la generación, transmisión y distribución de electricidad en la Argentina. Genera el 8 por ciento de la energía eléctrica del país.

Comentá la nota