Sapag llamó a la unidad para afrontar “un año que será difícil”

El gobernador de la provincia señaló que en la medida que no haya recursos genuinos nuevos, no hay posibilidades de analizar aumentos salariales.
El gobernador de la provincia, Jorge Sapag, solicitó ayer de la unidad de todos los neuquinos para afrontar un año “que será difícil” debido a la crisis económica mundial, y aseguró que “hay que gobernar con mucha prudencia y responsabilidad”.

En este sentido, el mandatario habló, entre otros temas, de la imposibilidad de otorgar aumentos para los diferentes sectores, del canje de bonos del Banco Provincia de Neuquén y de la situación, en particular, del sector Salud.

“Necesitamos mucha unidad para poder afrontar este año que será difícil. Los fondos de coparticipación no crecen, las regalías no crecen y el petróleo está en los niveles que se conocen. En la medida en que no haya recursos genuinos nuevos no hay posibilidad de erogaciones salariales o de cualquier tipo. Esto no se puede hacer si no están los recursos en casa”, afirmó el gobernador en una recorrida por dos obras que lleva adelante el EPAS.

Reuniones con ATEN y ATE

Con respecto a los próximos encuentros ya acordados con los gremios ATEN y ATE para la semana próxima, Sapag aclaró que “no hay que discutir” sino “sentarse con los números de la provincia en la mano”.

“En estos momentos no tenemos recursos disponibles. En la medida que no haya recursos genuinos nuevos, no hay posibilidad de analizar erogaciones o gastos, ya sea salarial o de otras características”, explicó el mandatario provincial.

Asimismo, Sapag advirtió que en el mes de enero los ingresos de la provincia decrecieron, por lo que “fue imposible otorgar un incremento del 11 por ciento como reclama el sector de ATE Salud”, aunque aclaró que no se puede otorgar “un aumento a un gremio y a otro no”.

El mandatario provincial se manifestó entusiasta de convencer a los sindicatos de que “la única verdad es la realidad”.

“Tengo la certeza que todos los dirigentes de la provincia de Neuquén van a entender la realidad de crisis que vive el mundo y que van a aceptar esta realidad”, vaticinó el gobernador, quien aclaró “y si ingresa más dinero, si la crisis se soluciona y si ingresan recursos, nos vamos a sentar a discutir los aumentos”.

“Pero si no hay plata no me pueden poner a mí en la disyuntiva de elegir una actitud demagógica. Yo no voy a ser un demagogo que toma una decisión de disponer un aumento cuando no hay recursos y a fin de mes no poder pagarlo. Así que el conflicto o lo tengo antes por decir que no o lo tengo después por no poder pagar”, expresó el gobernador.

Además, el mandatario provincial especificó que “el Banco Provincia de Neuquén tenía 26 millones de pesos de bonos que entraron en canje. El plazo de los bonos es el que se estableció para todos en el canje voluntario”.

Comentá la nota