Sapag e intendentes crearon un "comité de crisis"

El gobernador unificó posiciones con los intendentes de la provincia, para no ceder ante los reclamos gremiales y salvaguardar la paz social en la provincia, seriamente amenazada por la escalada de conflictos.

El gobernador Jorge Sapag y los intendentes de toda la provincia sellaron este jueves un acuerdo institucional de posición común frente a la crisis económico-social, y crearon un "comité de crisis" integrado por el Estado provincial y los municipios, que monitoreará la situación de recursos y gastos en Neuquén.

La reunión entre Sapag y los intendentes se realizó en el Espacio Duam, durante más de cinco horas.

Al cabo, se presentó un documento que fue elaborado en conjunto, donde se hace referencia a la crisis internacional y sus efectos sobre el país y la provincia; y en el que se percibe un énfasis muy especial en desalentar el reclamo gremial de los estatales, y sus metodologías de lucha.

"Todo reclamo salarial, en el legítimo derecho de peticionar, de ninguna manera, puede alterar la paz social ni instalar la confrontación y violencia hacia el interior de la sociedad. Estos reclamos se tornan cada vez más complejos, y en muchos casos asumen posturas inflexibles e intolerantes que dificultan la construcción de consensos", dice en uno de sus párrafos el documento, que se transcribe a continuación.

El documento

"Los abajo firmantes, intendentes de la Provincia del Neuquén, elegidos mediante voto popular para representar y defender la voluntad de nuestros pueblos, nos reunimos aquí preocupados por el impacto que la crisis internacional tiene sobre las economías regionales, la de nuestra provincia en particular y de todas y cada una de las localidades que representamos.

El agravamiento de las condiciones económicas en el orden nacional e internacional, ha desatado una conflictibilidad social que rompe los acuerdos más elementales del pacto social.

El contexto de crisis hace prever la existencia de mayores reclamos para cubrir las necesidades de los sectores más débiles y carenciados de la sociedad, al mismo tiempo que disminuyen los recursos provinciales y municipales, manteniéndose la necesidad de brindar los servicios esenciales del Estado.

Se expone aquí nuestra mayor preocupación en buscar un equilibrio que atienda a las finanzas públicas y al mismo tiempo mantenga niveles de empleo que no alienten el retorno a índices de desocupación alarmantes que ya hemos padecido.

Todo reclamo salarial, en el legítimo derecho de peticionar, de ninguna manera, puede alterar la paz social ni instalar la confrontación y violencia hacia el interior de la sociedad. Estos reclamos se tornan cada vez más complejos, y en muchos casos asumen posturas inflexibles e intolerantes que dificultan la construcción de consensos.

Es nuestro deber como legítimos representantes, reencontrar el camino hacia los valores elementales de las sociedades democráticas para garantizar la convivencia armónica, la solidaridad y el respeto entre todos los neuquinos.

En el marco de la situación arriba expresada, los representantes de los municipios aquí reunidos por voluntad propia, ratificamos lo ya consensuado en las reuniones anteriores realizadas los días 13 de noviembre de 2008, 12, 16, 20 y 21 de marzo de 2009 en la capital neuquina, en las ciudades de Vista Alegre, Huinganco, Senillosa y Mariano Moreno, respectivamente.

Los puntos ya acordados y que hoy refrendamos, avalados por la Constitución Provincial, la ley de Municipalidades y Cartas Orgánicas, son:

· Coordinar acciones con el gobierno provincial y unificar criterios en materia de política salarial y de restricciones a la incorporación de personal, que incremente la masa salarial hasta tanto no se aumenten los recursos corrientes.

· Ratificar la expresa voluntad de los firmantes a destinar los recursos extraordinarios, como los provenientes de la renegociación de los contratos petroleros y la coparticipación de las retenciones a la soja, entre otros, a inversiones en obras y equipamiento que mejoren la calidad de vida de los neuquinos.

· Consensuar acciones entre Provincia y Municipios a fin de monitorear la evolución de variables tales como el comportamiento del mercado, el proceso inflacionario, las variables que afectan en forma particular a los ingresos provinciales y municipales, la recaudación propia y la coparticipación federal de impuestos y regalías petrolíferas entre otras.

· A los fines de la presente acta, decidimos conformar un Comité de Crisis integrado por autoridades del gobierno provincial e intendentes de las distintas categorías y presidentes de comisiones de fomento que representan a las distintas fuerzas políticas. Este comité tendrá la facultad de proponer al poder Ejecutivo todas las herramientas legales y/o emergencia económica y social que las circunstancias aconsejen.

Finalmente, convencidos de la necesidad de promover y sostener el diálogo como única garantía de cohesión social, hacemos un fuerte llamado a la reflexión y exhortamos a los distintos sectores sociales -iglesias, gremios, sindicatos, asociaciones no gubernamentales, etc.-, a asumir la responsabilidad institucional que le cabe en este difícil contexto, a efectos de fortalecer la necesaria convivencia plural, con paz social y solidaridad de mutuo entendimiento en la diversidad.

La vida en democracia nos exige a todos, hoy más que nunca, un claro gesto de responsabilidad cívica que nos permita encontrar soluciones para el conjunto de la sociedad en un clima de paz y madurez institucional".

Comentá la nota