Sapag estuvo con ex combatientes.

El gobernador neuquino, acompañado por el vocal del TSJ Guillermo Labate y otros funcionarios, visitó la carpa "de la memoria" que instalaron en la capital neuquina los ex combatientes de Malvinas.
El gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, visitó este lunes la "Carpa de la Memoria", que montaron ex combatientes del Centro de Veteranos de Guerra Malvinas Argentinas en avenida Olascoaga y Sarmiento de la capital provincial.

Acompañaron al mandatario durante la visita el diputado provincial Carlos González; el ministro de Justicia, Trabajo y Seguridad, César Omar Pérez; el vocal del Tribunal Superior de Justicia, Guillermo Labate; y el intendente capitalino, Martín Farizano; entre otros funcionarios.

Las autoridades fueron recibidas por el secretario general de la Federación Nacional de Veteranos de Malvinas, Daniel David; Francisco Sánchez, presidente del Centro de Veteranos de Malvinas de Neuquén; y Mario Flores y Ester Monje, hijo y esposa respectivamente de un suboficial del Ejército muerto en la guerra.

En breves palabras de reconocimiento hacia los ex combatientes, Jorge Sapag resaltó la importancia de que los argentinos mantengan viva la memoria. "La memoria del reconocimiento –destacó- hacia quienes lo dieron todo por amor a la patria, por amor a su tierra. Ellos no dudaron un minuto y tuvieron que entregar su integridad física, su libertad, su vida. La vida de los que la entregaron y la vida de quienes volvieron porque también la entregaron y continúan entregándola a la causa".

La carpa de la memoria y los continuos actos de conmemoración que realizan familiares y ex combatientes de Malvinas "son hoy una prueba clara de que siguen con la llama viva de la memoria de aquellos que cayeron y que dieron todo por la patria y que no dudaron en hacerlo. Como no dudaron en 1810 y en adelante los que fundaron la nacionalidad".

"Entonces, si hay que dar un aplauso merecido –indicó el gobernador- ese será hacia ustedes y no hacia nosotros las autoridades que circunstancialmente hoy estamos en este lugar. Ustedes estarán siempre en la memoria de la gente, en el afecto del pueblo porque la gente los quiere, los respeta, los aprecia".

Sapag agradeció y reconoció "al Centro de Veteranos y al doctor Guillermo Labate como a toda la gente que trabaja día a día, para que esta llama esté viva y vigente por siempre"; al tiempo que afirmó que "el gobierno acompañará con el afecto, el respeto que se merecen, con el sentimiento y desde el corazón, para estar siempre al lado de ustedes para que esta memoria siga viva y que la llama que se encendió en Malvinas no se apague jamás".

Por último, reiteró que esa llama que se encendió en Malvinas "tiene que ver con la actual democracia que hoy está viva, porque abrió el camino con el sacrificio de tantas personas que allí dejaron su vida y gracias a las cuales hoy la podemos disfrutar. La vida de los héroes de Malvinas, son las más próximas al hecho histórico de que finalizara el gobierno de facto y diera paso al gobierno democrático en diciembre de 1983" y esto "no es casualidad y no fue casualidad. Por ello nuestro reconocimiento desde la democracia a todos los que entregaron su vida y su integridad física en Malvinas por la patria".

En nombre de todos los combatientes, Daniel David resaltó que Jorge Sapag "es el primer gobernador que viene a la carpa y el primero que –el año pasado- fue a rendirle homenaje en Paso Aguerre al soldado Jorge Aguila".

Luego, los representantes del Centro de Veteranos encendieron en un improvisado altar y junto a las autoridades provinciales y municipales, velas en memoria de los caídos en la gesta de Malvinas y entregaron obsequios consistentes en banderas argentinas. También, un compendio histórico de tratados y documentos internacionales que avalan la soberanía argentina sobre las islas, elaborado por el joven Mario Flores.

El gobernador Jorge Sapag también recibió de los familiares y veteranos el ejemplar de una Biblia que se entregaba a los soldados como parte de los elementos de combate y que –en este caso- se encontraba dentro de la balsa con techo donada recientemente por la Armada Argentina al Centro de Veteranos de Neuquén. Dicha balsa proviene de la ciudad de Bahía Blanca, pertenecía al crucero ARA General Belgrano –hundido por las fuerzas británicas el 2 de mayo de 1982- y está en exposición dentro de la Carpa ubicada en pleno centro de Neuquén.

Comentá la nota