Sapag envió un presupuesto con un déficit superior a los $700 millones

Prevé ingresos en 2010 por 6.039 millones de pesos y gastos por 7.169. Para solucionar este resultado negativo se acudirá a préstamos, como el Plan de Asistencia Financiera de Nación.

El gasto de la partida de personal del Estado es de 3.300 millones de pesos, de los cuales el 72% se concentra en Educación.

Buenos Aires (dpa) > El gobernador Jorge Sapag envió a la Legislatura el cálculo estimativo de ingresos y gastos del Estado para el próximo año, el cual prevé un déficit de 732 millones de pesos que será paliado con una serie de préstamos, entre ellos, el Plan de Asistencia Financiera de Nación.

El presupuesto general para toda la provincia en 2010 asciende a 7.169.576.310 millones de pesos, cifra que representa un aumento del 15% en comparación con el previsto para este año. El ejecutado durante el 2009 todavía no fue presentado pero el gobernador informó que arrojó un déficit de 400 millones de pesos.

De los 7.269 millones previstos a gastarse durante el próximo año, la administración central del Poder Ejecutivo requerirá 6.039; los municipios recibirán, a través de la coparticipación, 729 millones; el Poder Judicial 301; la Legislatura 89,8 y el Consejo de la Magistratura 9,8 millones de pesos.

Recursos

Los recursos estimados para 2010 son de 6.437 millones, un 8% superior al previsto en el cálculo para este año. De ellos, 5.980 millones de pesos son recursos corrientes y 451 millones son los de capital, un 40% más de la estimación hecha para 2009. Los gastos totales serán de 7.160 millones de pesos, un 15,5% por encima de lo estimado para el ejercicio fiscal de este año. La suma de 5.420 millones se concentra en gastos corrientes que a su vez supera en 12,71% al presupuestado para el 2009. Mientras que el gasto de capital programado en 1.740 millones de pesos representa el 25,4% del gasto público total.

Los recursos proyectados por casi 6 mil millones y medio de pesos implican un déficit de 732 millones que serán financiados con endeudamientos, a través del Plan de Asistencia Financiera de Nación (PAF) y otros préstamos, más el uso de remanentes de ejercicios anteriores como la Ley Nº 2.615 de renegociación de los contratos petroleros y el Fondo Federal Solidario por la soja.

Los corrientes son de 5.985 millones de pesos y se constituye con los siguientes ítems: tributos provinciales (1.280 millones, 30% más que en el 2009); regalías (1.924 millones, 1,6% más que ejercicio anterior), tributos nacionales (1.494 millones, 11% más) y otros (1.286 millones, 25% menos que en el 2009). A esto se agregan los recursos de capital, estimados en 451 millones, que representan un 114% más que en el 2009. En los considerandos, el proyecto de ley señala que se prevé una amortización de la deuda pública y la disminución de otros pasivos por 489 millones de pesos. La cotización del dólar estimada en el presupuesto es de 3,95 pesos.

Autoriza un monto de 776 millones de pesos como ‘uso del crédito’, por el cual el Ejecutivo podrá realizar operaciones según establece la Ley N° 2.141 de administración financiera y control. También incluye la adhesión a programas de asistencia previstos en la Ley Nacional N° 25.917 del Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal. En ese sentido, la iniciativa autoriza al Ejecutivo a firmar convenios para obtener financiamiento del PAF.

En tanto, el gasto de la partida de personal del Estado es de 3.300 millones de pesos, de los cuales el 72% se concentra en Educación (1.500 millones); salud (607 millones) y Seguridad (408 millones). La planta de personal de la administración pública es de 44.440 cargos y las horas cátedras son 106.431. Del ese total, 42.056 corresponden al Ejecutivo, 1.774 al Judicial, 574 al Legislativo y 36 al Consejo de la Magistratura.

Mostró confianza en que el año que

viene la situación económica mejorará

Neuquén > En un encuentro con periodistas en Casa de Gobierno para despedir el año, el gobernador Jorge Sapag señaló ayer que es optimista respecto a la situación financiera de la provincia para 2010. "Vamos a equilibrar los ingresos y los egresos en 2010", dijo, y señaló que envió a la Legislatura un proyecto de ley de ingreso a la administración pública por concurso. "Muchas veces entran al Estado contratados u ocupan el lugar, ha ocurrido en Educación, sin tener la norma pertinente", sostuvo Sapag, quien precisó que "ahora todo nombramiento va a tener que ser necesariamente hecho por decreto".

Explicó que no va a ser él quien convalidará los nombramientos que se realicen, "sino que antes de poner en funciones a un docente, a un médico, a un enfermero o a cualquiera que ingrese a la administración pública, tiene que estar el decreto del gobernador de la provincia del Neuquén".

Estimó que el déficit de 2009 será de 400 millones de pesos, que eso genera problemas para el pago de contratistas y proveedores y que para equilibrar esa situación se requerirá de "la comprensión de todos los sectores", entre los que incluyó a los dirigentes gremiales. "Necesitamos conseguir primero el equilibrio fiscal y luego de esto entrar en una discusión de salarios", expresó, al tiempo que destacó que el Estado tiene una "sobrepoblación de empleados públicos" en distintos sectores.

"No puede ser que gastemos, por ejemplo, en suplencias docentes, 200 millones de pesos en 2008 y en 2009 van a ser 274 millones, con menos días de clase. Hay demasiadas adscripciones y licencias extraordinarias", recalcó.

Consignó que también hay otros sectores del Estado donde se debe ser eficiente y dio el ejemplo de la Policía, a la que se le paga 800 mil pesos por mes en adicionales para cuidar las escuelas.

Consultado sobre la deuda del ISSN, afirmó que se irá regularizando a medida que haya fondos, pidió paciencia a los prestadores y se mostró sorprendido porque "se estaban pagando las facturas de octubre" y que aún así las clínicas y profesionales suspendieron las prestaciones la semana pasada.

Por otra parte, estimó que la situación financiera de Neuquén repuntará el año que viene. Para ello espera una mejora de la coparticipación, de los valores en boca de pozo de los hidrocarburos y de los recursos que surgirán por la reforma tributaria.

Comentá la nota