Sapag endurece reclamo de mejor precio para el gas

El gobernador neuquino sostuvo que es hora de decir "basta". Reforzó la posición que este diario había anticipado: Neuquén quiere fijar precios, junto con el Estado nacional. Esta es la base de la posición que seguramente aprobarán las provincias en la reunión de la OFEPHI el jueves próximo, en Bariloche.
El gobierno de Jorge Sapag terminó de definir una posición más dura respecto del histórico reclamo ante los bajos precios fijados por el Estado nacional para el gas nacional. El jueves próximo, Sapag impulsará en la reunión de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI), que se realizará en Bariloche, un camino concreto de recuperación de los precios del gas, y "recuperar" para las provincias la facultad de "poner el precio" del recurso.

Este sábado, en declaraciones que hizo tras el acto central del aniversario de la capital neuquina, Sapag marcó la preocupación del gobierno y lo que fue definido sin eufemismos como hartazgo ante un período de precios subsidiados que ya superó los ocho años, período que coincidió además con altos precios internacionales que Neuquén no pudo aprovechar.

Entre otras cosas, Sapag opinó:

* Nosotros estamos muy preocupados con el tema del gas. Hemos visto algunos fallos judiciales que están cuestionando el tema de tarifas, o sea que ya la preocupación nuestra es mayúscula porque no estamos dispuestos a regalar el gas de los neuquinos. Vamos a hacer una propuesta ahora en Bariloche, el día 17, que tenemos la reunión de las provincias de la Ofephi (Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos). Vamos a hacer una propuesta clara sobre el aumento tarifario y hacer un sendero de precios y en definitiva recuperar para la provincia del Neuquén la facultad de poner el precio de un producto donde los neuquinos somos los propietarios.

* Basta ya de un precio de subsidio, ocho años ha sido mucho. Como dijo la presidenta de la Nación en la Casa Rosada, en gas las provincias productoras han subsidiado con 23 mil millones de pesos en regalías al resto de la república, a la industria, a los domicilios, a las escuelas, a los hospitales. Muy bien. Pero ese esfuerzo ha sido enorme. No ha tenido una compensación adecuada el esfuerzo que hemos hecho todas las provincias productoras y hoy vemos que las arcas de nuestras cuentas públicas están exhaustas, no tenemos recursos, así que es momento de revisar el precio y revisarlo con seriedad, con mucha diligencia y con mucha rapidez.

* Yo me siento fuerte, fortalecido para ir a reclamar a Nación una política de precios, donde la provincia del Neuquén no tiene que ser un convidado de piedra, sino que tiene que ser el autor del precio, porque somos dueño del recurso y por lo tanto somos autoridad de aplicación también para fijar el precio. Será una facultad concurrente, pero la tenemos que asumir juntos.

* El día 18 vamos a estar en Aguada Pichana, para participar de la inauguración del pozo que se inaugura de un millón de metros cúbicos en arenas compactas. Allí tenemos los neuquinos una reserva fenomenal para 20, 30 años por delante, pero si no la vamos a explorar y no la vamos a explotar, no hay posibilidades de tener recursos, trabajo, regalías y progreso. Esto es urgente. Ese gas se va a vender a 4 o 5 dólares. Pero no puede ser que el gas viejo -llamo gas viejo al gas que se producía anterior a estas decisiones del gobierno nacional- tenga precios ridículos. El gas de Loma de la Lata se ha llegado este año a vender a 40 o 50 centavos de dólar el millón de BTU, contra los 5 o 6 dólares de Bolivia o 9 dólares del buque metanero. Es hora de terminar con las discusiones, con los diálogos, con las conversaciones y tomar un sendero de precios adecuados para el bien de las provincias productoras.

Comentá la nota