Sapag denunció acciones "extorsivas" de algunos sectores sindicales

"No queremos el marco de la confrontación, de tener que establecer un Estado policial", dijo.

Si bien no los nombró, el gobernador no ahorró críticas hacia su antecesor Jorge Sobisch y al candidato de la UCR, Horacio Quiroga.

Neuquén > En términos muy duros, el gobernador Jorge Sapag criticó ayer acciones que calificó como "extorsivas" y "autoritarias" de parte de algunos dirigentes sindicales que demandan mejoras salariales en la provincia. Dirigentes que, según dijo, no entienden el "diálogo como diálogo" y que en el ejercicio de la violencia "hacen justicia por mano propia".

Así se expresó el mandatario provincial en ocasión de presentar oficialmente el Comité de Consenso, compuesto por el gobierno, los empresarios neuquinos y la Confederación General del Trabajo (CGT) en Casa de Gobierno.

"Estos dirigentes creen que Neuquén es un barril sin fondo cuando lo cierto es que la Tesorería de la provincia está en rojo por presión de la masa salarial. Recurren a vías de hecho como cortar rutas y calles, tomar edificios público o lotes fiscales, sin importar si el Estado puede hacer frente a sus pedidos o si perjudican así a la sociedad en general", sostuvo Sapag.

Advirtió que "las huelgas, las tomas o los cortes compulsivos no resuelve los problemas" y que el Estado "no es la variable de la desocupación". Así salió al cruce de la protesta que hizo foco en distintas localidades como Villa Traful, Zapala, San Martín de los Andes y Neuquén capital.

"La sociedad entera debe decir basta a los intolerantes y violentos, porque en ello está en juego el destino de una provincia y de cada uno de nosotros", enfatizó. En esta línea, indicó que el Gobierno está dispuesto a someter a consideración popular la situación reinante, decisión que anticipó relevaría que el 95% de la población se opone a metodologías extorsivas para manifestar los reclamos que no caben en democracia.

Las soluciones, según afirmó, vienen de la mano de los consensos y que, además, deben respetar las reglas de juego que marca la Constitución.

Luego, señaló que en alusión a las expresiones que profesó un "adversario político" (por Horacio Quiroga) y un "ex gobernador" (por Jorge Sobisch), a los que no nombró pero de quienes dijo que "marcan falencias" de su gobierno, Sapag contestó: "Tenemos defectos y errores pero hemos marcado un rumbo, el rumbo del diálogo, del consenso, pero no podemos resolver con la Policía todos los problemas", y ratificó que seguirá transitando el mismo camino para revertir la conflictividad social.

"Veamos lo que pasó en Perú hace pocos días sin ir más lejos. Nosotros no queremos el marco de la confrontación, de tener que establecer un Estado policial para resolver los problemas de la sociedad. Tenemos el consenso ciudadano, lo necesitamos, el contrato social no puede tener vigencia sin una participación efectiva de todos los sectores sociales", afirmó.

Contra las presiones

Para Sapag, además, hay que cambiar la lógica. "No puede ser que los violentos sean los que obtienen respuestas, en desmedro de los pacíficos", advirtió. Reconoció que hay leyes que amparan la huelga pero cuando se analizan los números, "es la realidad la que manda".

Contra lo que manifiestan dirigentes gremiales de sectores estatales, ratificó que "no hay plata. No presionen más". Dijo que ya se lo expresaron "de mil maneras" pero que "no entienden ni contemplan ninguna salida que no sea la violencia".

Recordó que los recursos del Estado no están destinados a beneficiar a un solo sector sino a toda la sociedad neuquina.

"No quiero estar resolviendo todos los días cortes y tomas. Quiero estar atrás de hechos que hagan al progreso de Neuquén", dijo y apeló a la "responsabilidad social de los dirigentes. Lo que paso, pasó. No tenemos que profundizar las diferencias".

En tanto, el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, llamó a "dejar de lado el chantaje permanente de grupos sindicales" y le pidió a la dirigencia estatal que "piense en que no todo comienza y termina en el Estado provincial".

Además del mandatario provincial y el ministro de Desarrollo Territorial, participaron del acto la vicegobernadora Ana Pechen, el secretario general de la CGT Delegación Neuquén, Sergio Rodríguez; el presidente de ACIPAN, Juan Carlos Battaglia; intendentes, diputados provinciales y nacionales; ministros, representantes de los sindicatos que se sumaron a la propuesta de este comité y otros funcionarios.

Comentá la nota