Sapag convocó a la unidad para superar la crisis

Dijo que las rutas deben estar abiertas, al igual que las escuelas y los hospitales. El gobernador pronunció ayer un discurso en el 112 aniversario de Piedra del Águila.
El gobernador Jorge Sapag convocó ayer a "la unidad de todos" para superar la crisis "más seria de la humanidad". Reiteró que la provincia se encuentra al límite de sus posibilidades financieras y dijo que las rutas deben estar abiertas, al igual que las escuelas y los hospitales públicos. Necesitamos, agregó, un clima de "cordialidad, de paz y de grandeza".

Sapag habló ayer en el aniversario de Piedra del Águila, una localidad que cumplió 112 años. En el discurso elogió al intendente, el menemista Adolfo Paine. Con los recursos que llegan al municipio, "el intendente y su equipo de trabajo hacen maravillas", afirmó el gobernador.

El funcionario dejó de una promesa a los habitantes de la localidad. Les dijo que ya están disponibles los 3,4 millones de pesos que se necesitan para terminar la construcción del nuevo hospital de Piedra del Águila. También se comprometió a finalizar planes de vivienda.

Al hablar de la crisis de las finanzas provinciales, Sapag se comprometió a solucionar parte de la deuda que la provincia tiene con los proveedores. Afirmó que se regularizarán los pagos de enero y febrero.

Reitero que la provincia "está al limite de sus posibilidades financieras" y respecto de los reclamos que se multiplican, Sapag sostuvo que la provincia "es como un territorio estirado al máximo".

Convocó a actuar "con grandeza dentro de las diferencias" y a "generar un marco de diálogo". Para construir una comunidad organizada "no hay manera de hacerlo recurriendo a la violencia; hay que profundizar la democracia", propuso el gobernador.

Respecto de la crisis internacional dijo que es "la más seria de la humanidad" pero "hay que llevarla por delante y encontrarle solución". Las crisis llegan, golpean y pasan, añadió. "En este momento estamos en el medio", sentenció.

Anunció que esta semana viajará a Buenos Aires para refinanciar 205 millones de deuda pública que vence este año. El acuerdo con el gobierno nacional se iba a firmar la semana anterior, pero la presidenta Cristina Fernández de Kirchner suspendió ese y otros compromisos por una angina.

Dentro de esos vencimientos se encuentra el rescate de parte de los bonos que emitió la provincia para financiar obras públicas.

Comentá la nota