*Sapag confirmó que impulsa una reforma fiscal

El gobernador dijo que se busca ampliar la cantidad de contribuyentes a través de actividades que en la actualidad están exentas. También pidió la colaboración de los gremios estatales para salir definitivamente de la crisis. Dijo que lo que se ahorre en suplencias docentes se destinaría al transporte escolar y las viandas.
El gobernador Jorge Sapag pidió este viernes que algunos sectores de la sociedad sean solidarios para afrontar la crisis de la mejor manera posible, mientras que se mostró confiado en que el 2010 sea un año más favorable para la economía del país y la provincia.

Durante una conferencia que ofreció a los periodistas, luego de participar de la inauguración de la muestra sobre Scalabrini Ortíz, que se realizó en el Museo Gregorio Alvarez, Sapag también confirmó que el gobierno realizará una reforma fiscal, aunque no para crear nuevos impuestos, sino para aumentar algunas alícuotas.

"Cuando no hay recursos hay que pensar cuál es la manera de optimizarlos y la manera de optimizarlos hoy es con mucho trabajo", dijo el gobernador.

A modo de ejemplo, el mandatario dijo que si el gobierno revirtiera el gasto que se paga en suplencias docentes, "podemos hacer economía que redunde en beneficio del transporte escolar, de las viandas, de todo lo que tiene que ver con equipamiento de las escuelas".

"No es solamente responsabilidad del gobernador de ir a buscar recursos a la Nación o mejorar el precio del gas y del petróleo que también son las vías, o de una reforma fiscal que la estamos estudiando también", explicó.

Dijo Sapag que hay gestiones que se están llevando adelante junto a otras provincias, como el pedido de cambio al gobierno nacional en la coparticipación de impuestos para que se cumpla el piso del 34 por ciento en los fondos que se envían al interior. También destacó las negociaciones que se llevan adelante por el precio del gas en boca de pozo.

"Con todo esto vamos a poder cumplir con nuestras obligaciones en salud, educación, seguridad, justicia y demás", aseguró.

Dijo el gobernador que las perspectivas para el año que viene son buenas "a partir de la reactivación de la economía y de la recaudación provincial".

Con respecto a la reforma fiscal, el gobernador indicó que la iniciativa busca involucrar a más contribuyentes a través de actividades que están exentas en Neuquén y que sin embargo tributan en el resto del país.

"Si todos contribuyen un poco las cosas pueden mejorar", dijo el mandatario, quien recordó que la provincia terminará el año con un déficit de alrededor de 500 millones de pesos.

Un párrafo aparte mereció el tema del pago a los proveedores. "Yo lo sufro personalmente porque no me gusta estar incumpliendo obligaciones con proveedores, contratistas, gente que le suministra bienes al estado remedios o la atención del transporte escolar", dijo. "Que nadie piense que esto lo hacemos porque somos malos o porque somos perversos. Lo hacemos porque no hay recursos", aseguró.

Comentá la nota