Sapag buscará nuevos recursos para pagar deudas y frenar el déficit

Pedirá un crédito cancelatorio de vencimientos de 2010 y 2011 y readecuará bonos que podrán ser tomados por deudores e interesados en comprar bienes del Estado.

Estos títulos serán también ofrecidos a los proveedores. "No los vamos a obligar, será una opción", afirmó el gobernador.

Neuquén > A la obtención de un crédito para pagar los vencimientos de los títulos Tidepro, generados en la gestión de Jorge Sobisch, el gobernador Jorge Sapag readecuará bonos que emitió el año pasado para que puedan ser tomados por deudores de la provincia, por interesados en comprar bienes del Estado y por proveedores.

"La idea es tener recursos económicos para paliar el déficit al cual estamos arribando en este segundo semestre y que a medida que pase se nos va a ir acumulando, ya que es de varios millones", afirmó Sapag.

El mandario neuquino realizó este anuncio al cierre de un acto en el Espacio Duam, donde el Gobierno dio a conocer a productores, empresarios y comerciantes las líneas de crédito que Neuquén tiene a disposición en la actualidad (ver aparte).

Informó que el Ejecutivo está pensando en un bono "de fácil circulación y que sirva para pagar deudas que hay con el Estado. Existen contribuyentes que deben más de 300 millones de pesos a la provincia de Neuquén".

Dijo que la idea es que este instrumento reemplace a programas de pago, que pueda ser utilizado por quienes tienen deudas con el Iadep o por aquellos interesados en comprar propiedades de la provincia.

"Nosotros queremos vender una serie de bienes del Estado para hacer inversiones, estamos haciendo un banco de tierras y vamos a salir con un buen ofrecimiento para a su vez monetizar al Estado, es decir, permitirle tener recursos económicos. Tierras que signifiquen en concurso público oportunidades de inversión", expresó.

Ejemplificó que "si hay un lote fiscal sobre un río o un lago" éste pueda ser ofrecido no sólo para la venta de la tierra sino para que allí se pueda realizar un emprendimiento. "Entonces generamos un doble efecto, el Estado recupera dinero y al mismo tiempo se genera trabajo", precisó.

Readecuación

"Estamos pensando que a los bonos que se emitieron para pagar deudas anteriores a diciembre de 2007 (Tripodeu) les vamos a hacer alguna modificación porque se usaron alrededor de 70 millones y quedaron 80 millones disponibles", dijo Sapag y añadió: "Propondremos a la Legislatura hacerlos bonos de mejor circulación para poder aplicarlos a distintos objetivos y cancelar deudas intraestado como la que tiene la Tesorería con el EPEN o el EPAS".

Dijo que con los proveedores a los que la provincia les adeuda dinero prefiere que se les pague en efectivo pero que también se les brindará la posibilidad de adherir voluntariamente a estos nuevos títulos, para que puedan saldar deudas impositivas o realizar una inversión. "No los vamos a obligar, será una opción", afirmó.

Crédito para pagar deuda

Respecto del crédito que solicitará para hacer frente a los vencimientos de 2010 y 2011 de los bonos Tidepro -emitidos durante la gobernación de Jorge Sobisch por 250 millones de dólares para la realización de obras públicas-, Sapag recordó que la Ley de Responsabilidad Fiscal limita el endeudamiento y que la idea es cancelar el crédito en cuotas para reemplazar ese préstamo de 250 millones de dólares con las mismas garantías. "Por ejemplo, si el año que viene están venciendo 30 millones de dólares de capital de la 2505 (ley que autorizó los "bonos Sobisch") tomar 30 millones (dólares) para 2010 con garantía de regalías, la misma que tenía el capital original", explicó.

Para eso, dijo Sapag, se deberá gestionar este mecanismo ante el Citibank, que funcionó como agente financiero de la colocación de los títulos. "Hay que buscar las soluciones y ver en el marco de la crisis qué bancos están en condiciones de prestar dinero a la República y a la provincia, teniendo en cuenta que el riesgo país está 1.600 puntos", sostuvo.

"Lo ideal es respetar los vencimientos originales, como se respetan. Este año hemos hecho honor a nuestras obligaciones pagando 400 millones de pesos en créditos que ha tomado la provincia, como lo hicimos en 2008 con otros 350 o 400 millones. Acá hay que tener en cuenta el Plan de Asistencia Financiera que nos refinanció 140 millones el año pasado y 205 este año", recordó.

Por los bonos Tidepro, en 2010 y 2011 el gobierno neuquino deberá cancelar entre 400 y 500 millones de pesos por año, entre capital e intereses.

Comentá la nota