Sanz volvió a negar acuerdo entre la UCR y el Gobierno por la reforma política

Además, ratificó que "no vamos a ir, pero no por esta cuestión en particular, sino porque hace bastante tiempo que decidimos no concurrir cuando se trata de anunciar proyectos de ley".
El jefe del bloque radical en la Cámara de Senadores, Ernesto Sanz, volvió a negar hoy que la UCR haya acordado con el Gobierno nacional el contenido del proyecto de reforma política, ante una versión de un supuesto "Pacto de Olivos II", aunque admitió que "permanentemente tiene diálogo parlamentario" con el oficialismo.

Además, ratificó que el radicalismo no concurrirá mañana al acto en el que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner lanzará en la Casa Rosada la reforma política. "No vamos a ir, pero no por esta cuestión en particular, sino porque hace bastante tiempo que decidimos no concurrir cuando se trata de anunciar proyectos de ley, porque nuestro rol es esperar esos proyectos en el Congreso, primero que los escriban, después que los manden y luego se analizan en el Parlamento", indicó.

Sanz, en diálogo con radio América, señaló: "No tengo muchos datos, no sé que es lo que el Gobierno va a escribir finalmente en ese proyecto".

El senador remarcó que "sí el Gobierno pretende con esto fortalecer el sistema de partidos políticos estructurados nacionalmente, que tengan un alto nivel de requisitorias, nosotros vamos a estar de acuerdo, y más sí se agregan cláusulas vinculadas al financiamiento de las campañas para transparentarlas".

"Si el gobierno avanza en un esquema de democratización interna de los partidos y sirve para el fortalecer el sistema, estaríamos de acuerdo. Pero, somos muy cautelosos y prudentes, ya que después cuando se ve la letra escrita, los principios no aparecen en ningún lado", agregó Sanz.

Ayer, un matutino porteño publicó una información de que Néstor Kirchner estaría analizando proponerle a la UCR una especie de Pacto de Olivos II, como se firmó hace 16 años entre Carlos Menem y Raúl Alfonsín.

El miércoles pasado, Kirchner envió al senador santacruceño Nicolás Fernández a proponer a Sanz un acuerdo con el radicalismo respecto a la reforma política.

"Me pareció un título exagerado (por el Pacto de Olivos II), lo que ha habido y hay permanentemente y no debería ser motivo de extrañeza, es el diálogo parlamentario", explicó Sanz.

Luego, destacó: "Yo soy uno de los senadores que mejor diálogo tiene con el propio oficialismo, y en ese esquema uno siempre permanentemente esta hablando de los temas de la realidad".

"En el caso del senador Fernández, la semana pasada y de manera absolutamente informal, e pregunte cuál era la intención del Gobierno sobre el proyecto de la reforma política, y Fernández me dijo que iba a entrar en Diputados y tiene como objetivo tratar de fortalecer los partidos", relató el legislador radical.

Sanz aseveró que después "a partir de ahí no hubo más nada" sobre conversaciones con el oficialismo.

Comentá la nota