Sanz pidió no subestimar a Kirchner para 2011

El titular de la UCR consideró que en el plano político nacional "nadie puede subestimar a nadie" y "mucho menos" al ex presidente, "por más que tenga una imagen negativa bastante alta". Macri había dicho ayer que Kirchner "no puede ganar nunca" una eventual segunda vuelta en 2011. Además, Sanz afirmó que el radicalismo "no está preocupado hoy por las candidaturas", en respuesta a la autopostulación de Cobos, quien también manifestó sus deseos de enfrentar a Kirchner en un ballotage.
"Me gusta ser prudente. Nadie puede subestimar a nadie en la Argentina de hoy, mucho menos subestimar a quien detenta el poder con un grado de acumulación de poder político y económico como no se ha visto nunca en el país", sostuvo el senador mendocino.

Opinó así luego de que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, dijera que Kirchner "no puede ganar nunca" una eventual segunda vuelta en 2011.

En declaraciones a radio Mitre, Sanz dijo que "por más que tenga una imagen negativa bastante alta Kirchner, ese ingrediente de mantener la caja con discrecionalidad absoluta y los resortes de poder del gobierno, tiene un peso importante".

"Si esto lo habláramos en Suecia, quizá no tendría tanto valor, pero lo hablamos en la Argentina", indicó.

Por otra parte, volvió a ponerle límites a las aspiraciones del vicepresidente Julio Cobos al reiterar que "el radicalismo, como partido, no está preocupado hoy por las candidaturas. Al contrario, queremos desalentar cualquier debate sobre candidaturas, porque no nos parece que sea el momento".

"Nos hemos fijado como meta trabajar todo 2010 en el Congreso para resolver los problemas urgentes de la Argentina, que no tienen nada que ver y están muy lejos de candidaturas. Como partido queremos construir un programa para presentarnos en 2011 como una verdadera alternativa. Los candidatos vienen a posteriori de la construcción del programa", afirmó.

Sanz remarcó que "nosotros queremos hacer un programa para que cualquiera sea el candidato, sea del radicalismo o del Acuerdo Cívico y Social, pueda llevar adelante un verdadero programa previsible y creíble. Yo desaliento absolutamente desde el radicalismo cualquier discusión que tenga que ver con personas, con nombres y apellidos".

Comentá la nota