Sanz afirmó que esta vez la UCR no se irá del recinto

El titular de la bancada radical de Senadores, aseguró que todos los miembros de su bloque "estarán sentados desde el minuto uno y hasta el final" cuando se trate en la cámara alta el proyecto de ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.
Sanz, en diálogo con radio Continental, no quiso hacer pronósticos sobre qué ocurrirá en la votación, que calculó se producirá "dentro de unos quince días", pero señaló su esperanza en que los senadores "estén a la altura de las circunstancias" para lograr la modificación de la norma impulsada por el Gobierno.

"Es una ley gubernamental, es una ley pro gobierno. Hoy tenemos este gobierno pero mañana puede tocarnos uno peor, siempre con la natural inclinación de cualquier gobernante de manipular la información, manipular la libertad de expresión, sobre todo la crítica", manifestó.

El legislador radical remarcó que las leyes tienen que apuntar a "la mayor pluralidad, la mayor diversificación, el mayor federalismo posible, y esta ley no lo logra, esta ley va a tener una enorme injerencia gubernamental".

Por lo tanto, aseveró que "el Senado tiene todavía posibilidad de mejorarlo" al proyecto.

Sobre la postura del senador y titular del Partido Socialista, Rubén Giustiniani, estimó que no tendrá "mucho margen para hacer algo distinto de lo que hicieron en Diputados".

"De todas maneras vamos a tratar de convencerlo, hablar con él, generar debate de comisiones para que aparezcan algunas cuestiones de la media sanción que habrá que volver a reflexionar", acotó.

Al respecto, amplió que tiene "mucho respeto por socialismo y particularmente por el senador Giustiniani, siempre ha sido racional y esperemos que lo sea también en esta ocasión".

Sanz no quiso objetar la actitud de los diputados de la oposición, que la semana pasada abandonaron el recinto mientras se trataba la iniciativa, aunque diferenció el accionar que tendrán los senadores.

"En el Senado vamos a estar sentados desde el minuto uno hasta el minuto final. Vamos a dar todos los debates en las comisiones, vamos a invitar a todos los que puedan esclarecer el debate, vamos a firmar despachos diferentes en caso de que no lleguemos a un acuerdo y en el recinto vamos a sentarnos a seguir discutiendo y a votar como corresponde", enfatizó.

Sanz dijo que no le "consta" que funcione la "chequera" kirchnerista en este caso, tal como afirmó el diputado electo Felipe Solá, pero sí denunció que "la plata y la discrecionalidad han sido siempre dos herramientas que institucionalmente el Gobierno ha utilizado desde el 2003 para disciplinar a gobernadores, intendentes y legisladores".

Finalmente, sintetizó que la iniciativa "arranca muy mal" en el Senado.

"Si esperaron que estuviera lista para pasar al Senado el viernes y no la pasaron, esperando que no estuviera (Julio) Cobos en la vicepresidencia (por el viaje de Cristina Kirchner a Estados Unidos) para poder girarla a un par de comisiones menos, arranca con una imagen de mezquindad y mediocridad espantosa", afirmó.

Comentá la nota