Santos viene marchando en Bogotá

El responsable de la lucha contra las FARC dejó su cargo y condicionó su candidatura a que el presidente Álvaro Uribe no se presente en 2010.
La cara visible de los éxitos militares contra las FARC, el ministro colombiano de Defensa Juan Manuel Santos, renunció a su cargo para ser candidato presidencial en 2010 si Álvaro Uribe no se postula a una segunda reelección. "Yo no salgo como candidato a la presidencia. Si el presidente decide lanzarse, cuenta con todo mi apoyo. Ése es el compromiso que he hecho con él. Si él no lo hace, yo seré candidato", dijo Santos. La aclaración da cuenta de la falta de precisiones de Uribe, que se niega a formalizar su candidatura mientras deja que el Congreso avance en un plebiscito de reforma de la Constitución que lo habilite a un tercer mandato. El Senado tiene previsto hoy la aprobación definitiva de esa consulta.

Santos es el hombre más popular del gabinete colombiano. Desde su llegada a Defensa, en 2006, la política oficial de "seguridad democrática" obtuvo los mayores éxitos contra las FARC, con la muerte o la rendición de más de 50 jefes guerrilleros. En marzo del año pasado, el Ejército mató al número dos de la guerrilla, Raúl Reyes, en un operativo realizado en Ecuador que le costó a Bogotá la ruptura de relaciones con Quito. Dos meses después, Santos dio muestras de estar bien informado y reveló la muerte en la selva de Manuel Marulanda, alias "Tirofijo", líder fundador del grupo guerrillero. En julio, su trabajo en el ministerio permitió a Uribe anunciar la liberación de Ingrid Betancourt y de otros 14 rehenes de la guerrilla.

Comentá la nota