Santibáñez lamentó los “rumores” que intranquilizan a los trabajadores

Luego de la reunión mantenida el lunes con representantes de la UOCRA, que reclamaban por salarios atrasados, pero también por rumores de despidos, el secretario de Trabajo, Raúl Santibáñez, dijo ayer que desde el gremio “tienen información oficial, extraoficial de algunas empresas que estarían pasando mensajes con el tema de que van a despedir gente, en principio no es que uno no les crea y menos frente a la situación que atraviesa el país, pero dar un mensaje de 300, 400 o a así sea 1 despido, complica el panorama y genera malestar, algo que vamos a pretender evitar, pero en la reunión que mantuvimos en diciembre con los responsables de las empresas, ninguna hizo alusión a esta situación”.

En declaraciones al móvil de LU 12 Radio Río Gallegos, reiteró el funcionario que de ese encuentro surgió la idea de armar una mesa de discusión permanente, al estilo de la mesa de concertación realizada con otros sectores. “Cuando hay este tipo de información cruzada, genera mucho malestar y vemos con preocupación estar en este tipo de situaciones; sin perjuicio de ello y tomando la denuncia efectuada por la UOCRA, durante la semana vamos a organizar una reunión entre todos los sectores y ver además por qué se generan estos rumores, es compleja la situación a esta altura de un año que recién comienza y que se le esté trasladando a la gente tanto malestar”.

Consultado por otro de los rumores, sobre presuntas deudas del Estado para con las empresas, dijo “a mi no me consta”, remarcó Santibáñez, en tanto, recordó que en la reunión efectuada en la Jefatura de Gabinete no sólo no hablaron de despido las empresas, sino que tampoco hablaron de deudas, las empresas no reclamaron deudas y estaba allí el ministro de Economía, el jefe de Gabinete, el ministro de Gobierno, en una reunión hecha a pedido de las empresas, por eso esta situación nos molesta y nos preocupa que la gente esté pensando si se va a echar o no”.

Lo que si aclaró es que habrá un “rediseño de obras”, porque hubo cambios en los planes de viviendas a nivel nacional y hay que hacer una adecuación, “pero están proyectadas cerca de 800 viviendas para la zona, entonces no va a haber paralización de obra, pero después seguramente será un año complejo, aunque no tan distinto al año pasado, donde se dieron conflictos en la zona norte y centro; además, con esta situación de la caída del sistema financiero internacional, no vamos a estar ajenos y debemos ir cuidándonos, por eso nos hemos reunido con todos los sectores”.

Comentá la nota