Santiagueños dan su opinión sobre el debate y prioridades

El Multimedio salió a la calle a recabar opiniones de los vecinos sobre el debate en la Cámara de Senadores, en torno a esta norma enviada por el Ejecutivo. Se mostraron "disconformes" por cómo se aprobó y pidieron discutir otros temas .
A la mañana siguiente de la aprobación de la Ley de Medios Audiovisuales, Nuevo Diario consultó a los santiagueños sobre este hecho. En principio, la mayoría se encontraba informada, pero no le daba demasiado interés, aunque sí remarcó el hecho de las posiciones bien marcadas que hubo entre el Grupo Clarín y el Gobierno nacional.

"Nunca dieron fundamentos reales"

Ramón Bravo, un docente de 56 años, indicó que ha seguido la discusión, pero "lo que más lamento es que tanto el Gobierno como la parte privada nunca han dado los fundamentos reales" y, en este sentido, se extendió explicando: "Siempre, por ejemplo, el diario Clarín defenestraba y toda la información era en contra de la ley, pero por otro lado los canales del Gobierno informaban todo a favor de la ley". En tanto, remarcó: "Pero en ningún momento se ha visto en esto que esté la otra parte, siempre se escuchó una sola campana".

Lo que sí rescato es que "está bien que haya más participación y discusión en el Congreso", finalizó Bravo.

"Hay que ver cómo será la aplicación"

Roberto Kairuz, de 56 años, quien se desempeña como empleado bancario, ante la consulta de Nuevo Diario, expresó: "Sí sé que ayer se aprobó en la Cámara de Senadores, pero ahora hay que esperar para ver cómo va a ser su aplicación".

A la vez, agregó: "Hasta ahora no hemos escuchado más que teoría, pero no sabemos qué impacto va a tener en los medios nacionales y menos en los locales".

Explicó: "Vamos a esperar para ver de qué manera va a repercutir y qué sucede con esta norma".

Por último dijo: "Hay que ver siempre el final de la acción iniciada".

"Es cerrar la boca" de los argentinos"

Irma es docente jubilada y si bien no hizo un seguimiento constante del debate emitido por la televisión, asegura que la finalidad que persigue el Gobierno con esta medida no es para nada alentador. Mientras compartía un café junto a un grupo de amigas, la consulta fue ampliada y todas llegaron a la conclusión que el objetivo principal es "cerrar la boca" de los argentinos, cuando los comentarios no les parecen favorables. "Se trata de la famosa mordaza que siempre han querido aplicar", manifestó por su parte María Elena, otra integrante del grupo.

Comentá la nota