Santiagueña desarrolla innovador método para mejorar la fertilización

Avances. La joven investigadora santiagueña trabaja en Córdoba, y ha colaborado en la creación de un sistema que permite seleccionar espermatozoides aptos para la fecundación exitosa.
La científica santiagueña María Eugenia Tévez es investigadora del Centro de Biología Celular y Molecular de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Córdoba. Sus exploraciones permitieron importantes avances en los estudios sobre fecundación, y los resultados de su tesis doctoral, en la que reveló detalles desconocidos del comportamiento de los espermatozoides, permitieron desarrollar un dispositivo, aún en estudio, para mejorar la fertilización.

La doctora Tévez realizó su doctorado en el Centro de Biología Celular y Molecular, siguiendo los estudios previos de la doctora Laura Giojalas, quien logró determinar que existe un sistema de indicación del trayecto para los espermatozoides una vez que están en el útero. Los estudios de Tévez permitieron determinar que la hormona que facilita este proceso es la progesterona, pero que sólo responden a ella los espermatozoides morfológica y genéticamente aptos.

"La pregunta que nos guiaba era cómo los espermatozoides buscaban el óvulo para poder fecundarlo", planteó la doctora Tévez. La doctora Giojalas descubrió que no cualquiera podía llegar sino que había un modelo de selección. Empezó estudiando el fenómeno en conejos y en ratones, y lo describió como quimiotaxis, que es la liberación de una hormona que genera un gradiente y el espermatozoide lo va detectando, para seguir su camino. "Es como un rastro que va dejando para que los espermatozoides lo sigan – explicó Tévez – ahí ve de qué trompa salió el óvulo y no se va para el otro lado, y va haciendo el trayecto, que es muy largo".

Al descubrir que se trataba de la progesterona, se hicieron varias publicaciones en revistas internacionales, y se difundieron los secretos del comportamiento de los espermatozoides.

Sin embargo, esta fue sólo la puerta de entrada para lo que vendría. "Lo que pudimos hacer es reproducir el gradiente que ocurre en el cuerpo de la mujer, y aplicar esto en terapia de infertilidad, o fertilización in vitro". A partir de estos hallazgos, se logró crear un sistema de ensayo de selección espermática a través del cual se pueden elegir los espermatozoides para optimizar las posibilidades de éxito de una fertilización asistida.

Comentá la nota