Santiago es una de las pocas provincias con superávit fiscal

Contraste. A nivel nacional, al menos nueve provincias tienen sus cuentas públicas en rojo, con déficit acumulado que superaría los $ 11.000 millones. También hay cinco distritos con problemas para pagar sueldos.
Santiago del Estero sería una de las escasas cuatro provincias que finalizarían 2009 con superávit en sus cuentas públicas. Esto contrasta fuertemente con la mayoría del resto de las jurisdicciones, ya que al menos nueve provincias tienen sus cuentas en rojo. El problema es preocupante y se agudiza cada vez más, de tal manera que ya son cinco distritos que no pudieron hacer frente al pago de sueldos de julio –que incluye el aguinaldo-, que debió hacerse con retraso o en forma escalonada.

Según un informe del diario La Nación, en base a datos de la consultora Economía y Regiones, las jurisdicciones con problemas en sus cuentas públicas son Buenos Aires, (reconoce un déficit de $ 5.500 millones), Santa Cruz ($ 2.042 millones), Capital Federal ($ 1.000 millones), Mendoza y Tierra del Fuego ($ 600 millones cada una), Santa Fe ($ 510 millones), Neuquén y Entre Ríos ($ 400 millones) y Chaco ($ 350 millones).

Como contrapartida, según la publicación del diario porteño, serían cuatro las jurisdicciones que lograrían terminar 2009 con superávit fiscal: Santiago del Estero, San Juan, San Luis y Chubut. A su vez, Salta, Formosa, La Rioja y Corrientes podrían alcanzar el equilibrio de sus cuentas.

Por su parte, las provincias que tuvieron dificultades para abonar los salarios en tiempo y forma son Río Negro, que sólo pagó aguinaldos a un tercio de los empleados públicos; Neuquén, que prometió efectivizar la segunda cuota el 21 de este mes; Tierra del Fuego, que depositó $ 2.000 pesos en concepto de "adelanto a cuenta del sueldo" de los haberes de julio; Jujuy, que todavía no dio a conocer el cronograma de pago de los salarios del último mes; y Chaco, que realizó depósitos escalonados de salarios hasta los $ 4.000 y demoró el pago a los contratados.

El problema fiscal de las provincias obedece a muchas causas, pero en los últimos años se incrementó por la reducción de los fondos que la Nación remite vía coparticipación. Según informes de consultoras, destacados en el informe, este año el 24,8% de la recaudación de la Nación (incluidos fondos previsionales) irá a las provincias, contra el 30,1% que se destinaba en 2002. Si se hubiera mantenido ese porcentaje, en 2009 hubieran recibido $ 90.675 millones en vez de los $ 74.552 millones que les tocarán.

Esa diferencia -$ 16.123 millones que queda para la Nación- hubiera alcanzado para que todos los distritos tuvieran superávit fiscal. En cambio, 16 provincias podrían terminar el año con sus cuentas en rojo, con un déficit estimado en más de $ 11.000 millones, una cifra muy superior al déficit que acumularon el año pasado, que fue de $ 3.382 millones de pesos.

Comentá la nota