En Santiago, muchos niños son víctimas de sus padres

La investigación periodística, motivada por casos cada vez más frecuentes de chicos con serios problemas de conducta, recoge testimonios de progenitores y profesionales vinculados a esa realidad. Desde la sobreprotección hasta el abandono total, entre las causas extremas que provocan graves consecuencias en infantes y adolescentes.
Un hijo es una gran responsabilidad desde el día en que una madre lo lleva en el vientre. Padre no se nace, se aprende con el ejercicio de serlo, es un camino con tropiezos y desaciertos, donde hay dos caras de la misma moneda que, a pesar de ser opuestos, pueden llegar a ser perjudiciales para los niños.

Madres sobreprotectoras que no dejan a sus hijos tomar sus propias decisiones y equivocarse, aprender a defenderse y "sobrevivir" es el caso de muchas mujeres en Santiago. Mientras que en otros hogares sobran las excusas para justificar el desapego, descuido, el olvido y maltratos a los hijos. Desde el caso extremo de chicos en la calle, hasta niños y adolescentes que hacen, dicen y andan por donde quieren a la hora que les parece, sin conocimiento de sus padres.

Nuevo Diario recogió testimonios de madres, hijos, profesionales de la salud, asociaciones de padres, entre otros. Un intento por presentar una problemática que se ve con frecuencia en Santiago, pero que muchas veces no es tomada en serio, o no se le da la importancia que merece.

Niña de 7 años sufrió violenta agresión de su madre

Uno de los tantos casos policiales que se denuncian por maltratos tomó estado público ayer cuando una niña del barrio Fátima, de Clodomira, pidió la noche de domingo psado ayuda a su vecino por agresiones que recibió de su madre. La Justicia y la Policía tomaron conocimiento, pero hasta el momento la menor sigue en su hogar.

Un vecino recibió en su casa la visita de una vecinita, quien desesperada pedía ayuda por las agresiones recibidas de parte de su madre. La menor de 7 años presentaba lesiones en su cuerpo, rostro, cuello y espalda, y se negaba a regresar a su casa por miedo a los malos tratos de parte de su progenitora.

La Comisaría 16ª de Loreto fue puesta sobre aviso en el acto, haciéndose presente en el lugar el personal policial, aunque la madre de la menor ya había retirado a su hija del domicilio del vecino, llevándosela con ella. El juez Néstor Migueles, de la ciudad de La Banda, al tomar conocimiento del caso ordena el inmediato allanamiento y pidió que se traslade a la menor a Sanidad Policial para ser examinada por el médico de la fuerza, el cuerpo forense y especialistas en psicología.

Los estudios médicos y psicológicos ya fueron realizados, aunque los resultados no están hasta el momento.

La menor sigue en su casa en la que vive con otros seis hermanos, hasta que el juez tenga conocimiento de lo que revelan los mismos.

El caso se repite

Fuentes policiales informaron a Nuevo Diario que no es la primera vez que esta mujer es acusada por maltratos.

Hace tiempo, un hermano menor de la niña en cuestión fue retirado por sus abuelos de la casa materna por presentar señales de violencia y maltrato.

Comentá la nota