Santiago Montoya, posible candidato de Unión-PRO

El ex recaudador bonaerense no descartó integrar la lista del frente opositor y ya agendó una reunión con Felipe Solá para evaluar ese proyecto
El ex titular de ARBA Santiago Montoya se mostró hoy dispuesto a incorporarse al espacio político del peronismo disidente que lideran Francisco de Narváez y Felipe Solá y no descartó integrar la lista de candidatos de Unión-PRO para las próximas elecciones en la provincia de Buenos Aires.

Montoya aseguró que "siempre" le "agradó trabajar en el PJ porque tiene capacidad y vocación de poder para transformar las cosas", y destacó que "se sentiría muy cómodo en un espacio justicialista". De esta manera, el ex recaudador bonaerense confirmó su intención de participar en el "liderazgo de un proyecto político", alejado del kirchnerismo.

"Yo lidero un equipo político-técnico. Tengo vocación de participar del liderazgo de un proyecto político, seguro de que vamos a seguir dando lo mejor de nosotros para la Argentina", enfatizó Montoya.

El ex titular de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) admitió que tuvo "diálogos ocasionales" con otros sectores políticos aunque rechazó que tenga cerrado un acuerdo de antemano. En ese marco, sostuvo que el gobernador de Córdoba lo convocó para sumarse a su proyecto político y remarcó en ese sentido que sería "una opción a conversar", aunque pareció más interesado en la opción que componen Solá y De Narváez.

"Hablé con todos. En realidad, tengo una relación previa con todos. Con Solá, con quien trabajé seis años; con De Narváez, que tiene una fuerza tremenda para cambiar las cosas. También con (Gabriela) Michetti y con (Mauricio) Macri, con dirigentes de la Coalición Cívica y con Raúl Alfonsín. Con la mayoría hablo desde que estoy en ARBA", sostuvo, en declaraciones periodísticas.

Entonces, señaló que tras su dimisión mantuvo una charla telefónica con Solá y en ese marco indicó que evaluará "cuál es el proyecto" que tiene el ex gobernador. Si bien aclaró que siempre tuvo "vocación ejecutiva", dijo que "si competir por una banca implica ocupar una banca dentro de un proyecto mayor para cambiar el país", lo acepta. "Una banca podría ser la plataforma mientras se configura ese espacio mayor", afirmó.

El economista criticó, no obstante, al gobernador bonaerense, al considerar que no actuó bien como "jefe".

Montoya relató que se enteró que el kirchnerismo quería impulsarlo como candidato a concejal "testimonial" en San Isidro, a pesar de que él estaba en contra de esa posibilidad. "Quise hablar personalmente con él, dar la cara. Pedí que por favor no hiciera nada hasta que yo hablara con Scioli", aseguró.

Y agregó que cuando la noticia trascendió en los medios decidió salir a rechazar en público la posible candidatura y lamentó: "el único que terminé pagando el error fui yo". Aseguró que no hubo "especulación" en su postura y que lo que quiso hacer fue "intentar parar" la posible candidatura "testimonial".

Comentá la nota