En Santiago impulsan la creación de un observatorio de astronomía

"Tener un planetario puede significar, en principio, contar con un acercamiento de toda la población al observatorio del cielo", explicó.
En la provincia estudian la posibilidad de concretar un observatorio de astronomía, un proyecto anhelado desde la Dirección de Ciencia y Tecnología, sobre todo en estos momentos, teniendo en cuenta el impulso que han tenido estas dos áreas en los últimos años en Santiago. Con motivo del inicio de la VII Semana de la Ciencia, arribó ayer a la provincia el doctor Horacio Tignanelli, astrónomo y docente, asesor del Ministerio de Educación de la Nación.

Consultado por Nuevo Diario sobre la importancia de contar con un planetario, reconoció que es importantísimo, "no solamente por la astronomía, sino por la democratización de la cultura, en términos de que la ciencia es parte de la misma". Consideró que un observatorio astronómico debería haber en todas las provincias, porque el estudio del cielo es estudiar la mitad de lo que uno ve en la vida y dejar a los chicos afuera de la astronomía es mostrarles la mitad del mundo. "Tener un planetario puede significar, en principio, tener un acercamiento de toda la población al observatorio del cielo y a tener un referente local cuando suceden cosas referidas a los fenómenos celestes y, por otro lado, inspirar a los chicos que quieran estudiar astronomía", expresó. Mas aún dijo, teniendo en cuenta que Santiago del Estero no tiene todavía astrónomos, "sería como un objetivo interesante lograr el primer astrónomo. Hay muchas provincias que todavía no lo tienen, la astronomía se ha reducido a ciertas jurisdicciones que han tenido acceso, por ejemplo a un observatorio".

El profesor Tignanelli consideró que éstos "son proyectos que no son caros, pero que implican una gestión importante y aplaudo que lo puedan hacer, y si puedo resultar útil para concretar un proyecto de este tipo, me encantaría".

"Humanizar" la ciencia

"Desde el Ministerio de Educación de la Nación, hay determinadas acciones que apunten a mejorar la enseñanza de la ciencia para los chicos", explicó el catedrático. Una de ellas es la articulación, cada vez más profunda, entre el sistema científico generador de conocimientos y el sistema educativo, que es el responsable de la transmisión en la educación básica. En este sentido indicó: "Todavía no tenemos papás que golpean la escuela para decir que los hijos no aprendieron la fotosíntesis, que exijan la enseñanza de la ciencia, ése es un objetivo: lograr la demanda de la sociedad".

A lo que se apunta es que la educación básica mejore, así como también la educación básica en ciencia, que es una parte, y "sabemos que los problemas de educación no son sólo los problemas de ciencia. Nosotros sabemos que podemos mejorar si humanizamos las cosas. No humanizarlas porque no lo son, sino recordar que la ciencia es un producto humano que podemos hacerla un poco más amigable con las personas, recordar cosas que los científicos ya saben, que los maestros ya aprendieron, pero que otros problemas hacen que esto esté medio olvidado", finalizó.

Comentá la nota