Santiago está en la zona más crítica de contagio del dengue

Visión. El especialista porteño dijo que de persistir las condiciones climáticas que se viven en la provincia, el brote podría producirse en diciembre. Advirtió: "Fiebre en verano, con dolor de cabeza y de cuerpo, debe diagnosticarse dengue, hasta que se demuestre lo contrario".
La población santiagueña se encuentra inmersa en la región de mayor riesgo de contagio del dengue, cuyo rebrote podría producirse en diciembre próximo si persisten las condiciones climáticas actuales que favorecen la actividad del mosquito Aedes aegypti, según advirtió el Dr. Eduardo López, infectólogo pediatra y jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, uno de los especialistas más reconocidos del país por su trabajo con esta enfermedad.

En diálogo telefónico con EL LIBERAL, López, quien también se desempeña como profesor de Infectología Pediátrica, en la Universidad del Salvador, sostuvo que "este es el momento de trabajar en sanidad ambiental porque si no se hace énfasis en educación popular, descacharramiento y fumigaciones vamos a tener dengue en el NOA, ya que es la zona de mayor riesgo de contagio de la enfermedad".

El peligro de este sector del país está dado por dos razones. "Porque están a un paso de países como Paraguay y Bolivia, donde la enfermedad es prevalente; y porque ya presentaron una primera oleada de la patología", advirtió.

Agregó: "De persistir esta temperatura y de no realizarse las tareas de prevención para la eliminación del vector, con las primeras lluvias se puede garantizar a que aparezcan casos y el brote podría ser quizás para diciembre".

Cuando la provincia se aproxime al período inminente de aparición de casos positivos de dengue, el diagnóstico del médico y las medidas de aislamiento serán fundamentales para que el virus no se propague rápidamente.

En tal sentido, el médico manifestó: "Fiebre en verano, con dolor de cabeza y de cuerpo, se debe diagnosticar dengue hasta que se demuestre lo contrario; y toda gripe que no tenga catarro, también es dengue, hasta que se descarte. Esta es una regla general y los médicos lo deben saber".

Las condiciones climáticas que presenta Santiago por estos días preocupan a los investigadores nacionales como López, porque de persistir en el tiempo, el brote podría adelantarse más de la cuenta.

"El mosquito adulto, por debajo de los 10 grados, y al cabo de 24 horas muere. En cambio la larva, está preparada para los cambios de temperatura y puede sobrevivir hasta por debajo de los 0 grados", dijo el infectólogo y agregó: "Cuando se adecua la temperatura, esto es por encima de los 15 grados, la larva se transforma en mosquito y comienza a tener actividad, que es lo que puede estar ocurriendo en Santiago si las temperaturas que se viven por estos días se sostienen".

En relación con el índice de mortalidad que se espera a nivel nacional, destacó: "No sabemos si ocurrirán los casos hemorrágicos, pero en Santiago hay muchas posibilidades de que ingrese otro serotipo por su cercanía con lugares de riesgo".

La mortalidad del dengue durante el brote fue baja, porque en la primera oleada circula un único serotipo, pero el riesgo comienza ahora con el riesgo a ser reinfectado con otra variedad.

Prevención

López hizo hincapié sobre la importancia de la información y del trabajo comunitario para combatir la enfermedad.

"Lo malo que puede pasar es que se oculte información a la población; este es el peor remedio para el dengue, sabemos que en algunas localidades vecinas se negó el brote y fue un desastre, Charata es un ejemplo", sentenció.

Agregó: "La comunicación con la comunidad es fundamental, porque si en un barrio aparece dengue, los demás vecinos deben saberlo para protegerse, es el peor remedio para el dengue.

Comentá la nota