"El santafesino contestó con el voto".

El Lole dijo que "el gran derrotado fue Binner", recordó que "hace cinco años que vienen diciendo barbaridades" y rescató la figura de Scioli, a quien calificó como "un hombre de diálogo". Sobre su candidatura presidencial, aclaró que "aún falta tiempo".
Locuaz, pero no eufórico, Carlos Reutemann estrenó ayer en Rosario su ajustada victoria sobre Rubén Giustiniani y en particular sobre Hermes Binner a quien no dudó en adjudicarle el mote de "gran derrotado" de la contienda por su "candidatura testimonial encubierta". De inmediato le advirtió al socialismo: "Hasta acá llegaron con la difamación que iniciaron en 2003, hace cinco años que vienen diciendo barbaridades, que me vienen masacrando en Santa Fe y los santafesinos han contestado con el voto", sostuvo en alusión a la responsabilidad política que le adjudica el PS por las inundación ocurrida durante su segunda gobernación en la capital provincial, distrito en el cual Lole volvió a ganar, en la oportunidad por casi 20 puntos. El reelecto senador evitó pronunciarse sobre la carrera presidencial hacia 2011 "ya que sería muy apresurado", se comprometió a trabajar "ya mismo" desde el Congreso "por los temas vinculados a la producción", instó al Gobierno "a hacer una buena lectura" de los comicios y le tendió un puente al flamante presidente del PJ, Daniel Scioli: "Es un hombre de diálogo y haber llamado a varios gobernadores ya es un paso adelante", analizó.

Reutemann brindó ayer a media tarde en la sede céntrica del Sindicato de Empleados de Estaciones de Servicio su mirada sobre las elecciones del domingo. Fue en una concurrida rueda de prensa a la que asistieron los principales medios nacionales, interesados en su proyección hacia la Casa Rosada en 2011, aunque el legislador se mostró más que cauto en ese sentido. Reaparecieron además muchos reutemistas locales que hacía años estaban guardados a la espera de la resurección.

"Se siente, se siente Lole presidente", se animó a corear la platea arengada por el Tula, un ícono del menemismo que ayer dijo presente en el banquete reutemanista. El ex gobernador comenzó recordando que él había vaticinado una elección "reñida, mucho más por la decisión del PJ (santafesino) de ir con dos frentes separados. Jamás me puse de entrada el traje ganador, esa fue una fábula que alguien instaló", tras lo cual admitió sentir una "gran satisfacción" por el resultado en la ciudad de Santa Fe. "Allí hace cinco años que nos masacran y la ciudad contestó con el voto", apuntó. Luego cuando se le mencionó el exabrupto de Binner sobre el síndrome de Estocolmo, Lole agregó: "Hasta acá llegaron".

También le enrostró a los socialistas ser malos perdedores. "En el deporte hay una regla fundamental, que es el que pierde tiene que saber perder. No reconocieron públicamente el resultado, fue uno de los pocos lugares que pasó", remarcó el ex piloto de Fórmula Uno.

Más adelante no dudó en endilgarle al jefe de la Casa Gris ser el "gran derrotado" de los comicios en Santa Fe y dedicó un tramo de su exposición a hacer un crítico balance de la gestión binnerista: "Por los pocos datos que tenemos, hay en la provincia un abultado déficit. No parece ser lo que iba a ser, la gente esperaba otra cosa", lanzó.

Ante la pregunta sobre su eventual candidatura presidencial para el 2011, el Lole señaló: "Se van a aburrir porque digo siempre lo mismo. La elección de ayer coloca a dirigentes del oficialismo y la oposición en un lugar expectante para 2001, aunque hablar hoy a dos años y medio me parece un tiempo muy largo. Hay muchas cosas importantes para ir viendo. Para mí no es prioridad, hoy no es el momento para hablar de eso. Si me llaman para sentarme a hablar de eso, no voy. Iría a hablar de la gripe, de la inseguridad, de la producción. No de otras elecciones".

Cuando este diario le preguntó al reelecto senador qué escenario imaginaba de cara al nuevo Congreso y que rol jugaría en él, Reutemann eligió un discurso moderado. "Esta es una elección parlamentaria que le dará más institucionalidad al Congreso. El conflicto del campo hizo que la gente observara el Congreso con mayor atención. Mejoró ante la opinión pública, tenemos la impresión de que habiendo más debate, más acuerdos, le hará bien a la democracia. Habrá que conversar más", indicó para después pronosticar que entre los temas prioritarios de la agenda inmediata estará "una nueva ley de coparticipación federal, que le dará previsibilidad a gobernadores e intendentes". Además, Lole instó a los actuales diputados y senadores a trabajar en búsqueda de soluciones a los problemas de los sectores productivos ya que los legisladores electos "asumirán en diciembre pero habrá extraordinarias y todo arranca fuerte en marzo. Mientras tanto tenemos muchos inconvenientes con el trigo y el maíz, y así vamos a una mayor sojización".

De cara a la nueva etapa que se abre en el PJ nacional, Lole aclaró que no peleará por ningún cargo, tras lo cual le extendió su confianza a Scioli como nuevo presidente del movimiento, ya que "tiene buena relación todos y vocación de diálogo, creo que ya llamó a varios gobernadores. Daniel es hombre de diálogo y aunque no se sabe con precisión cuáles serán las reglas de juego, ya es un paso adelante".

Comentá la nota